• Domingo, 18 de Febrero de 2018

La Xunta estudiará la nueva parcela de la Marea para el ambulatorio de A Falperra

La Consellería de Sanidade estudiará la posibilidad de construir un centro de salud en la calle de A Falperra después de que ayer volviese a haber un encuentro con el Gobierno local para intentar encontrar una solución.

La Xunta estudiará la nueva parcela de la Marea para el ambulatorio de A Falperra
El encuentro de ayer tuvo lugar en Santiago y acudieron representantes del Gobierno local, la Consellería de Sanidade y el Sergas
El encuentro de ayer tuvo lugar en Santiago y acudieron representantes del Gobierno local, la Consellería de Sanidade y el Sergas

La Consellería de Sanidade estudiará la posibilidad de construir un centro de salud en la calle de A Falperra después de que ayer volviese a haber un encuentro con el Gobierno local para intentar encontrar una solución.
Esta parcela fue propuesta recientemente por el Gobierno municipal a la Xunta y durante el encuentro de ayer la administración autonómica explicó que se comprometen a “estudar e revisar” esta última oferta con los técnicos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) y comunicar en un “prazo breve de tempo” su viabilidad.
En la reunión de ayer participaron el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, representantes del Sergas, el alcalde, Xulio Ferreiro, los concejales Xiao Varela y Alberto Lema, y el arquitecto Manuel Gallego Jorreto. 
Esta nueva ubicación fue sugerida por el Gobierno local después del encuentro que mantuvieron con Sanidade el pasado 13 de diciembre en la ciudad y en la que la Marea se comprometió a estudiar de nuevo la posibilidad de combinar el centro de salud y el mercado en Santa Lucía así como a buscar otras alternativas.
Ahora la Xunta tendrá que decidir si se ajusta a los requisitos planteados para la construcción del centro de salud. En caso de que diese el visto bueno, la disponibilidad de esta parcela estaría sujeta a una modificación del planeamiento urbanístico.
Uno de los puntos favorables para esta ubicación es que el Sergas no se vería obligado a reordenar los actuales cupos de asignación para evitar desplazamientos innecesarios a los usuarios.

Negativa
De hecho esta fue la razón por la que la Consellería de Sanidade rechazó la segunda propuesta del Ayuntamiento a través de la cual el ambulatorio estaría ubicado en el paseo de los Puentes. Este emplazamiento “suporía que unha porcentaxe importante dos cidadáns asignados aos actuais cupos pasarían a ter máis próximos outros centros de saúde”, señalan. A ello se une que la mayoría de los usuarios del centro de salud de Federico Tapia vive en A Falperra y con un alto porcentaje de personas mayores.
Por otra parte, la primera opción que había presentado el Gobierno municipal respetaba la petición de la Xunta de que la infraestructura sanitaria se ubicase en la misma parcela que el mercado de Santa Lucía, pero se vería obligado a aceptar un edificio vertical que presentaba problemas de accesibilidad según explicó en el pasado la administración autonómica.
“O proxecto municipal que prioriza o mercado en Santa Lucía é incompatible cos estándares de calidade que precisaría o edificio para a asistencia sanitaria”, recordaron ayer desde Sanidade.
El encuentro de ayer mantenido en Santiago, igual que sucedió con el del pasado mes de diciembre, transcurrió en medio de un clima constructivo en busca de una solución para un asunto que lleva atascado durante meses.
Después de los cuarenta y cinco minutos que duró la reunión, el Gobierno local se mostró satisfecho por la “boa vontade” de la Consellería de Sanidade de estudiar la nueva propuesta en la calle de A Falperra.
Según la Marea, esta nueva parcela “ten 600 metros cadrados, está a menos de 200 metros lineais do actual centro de saúde da rúa Federico Tapia e se sitúa mesmo barrio que o mercado de Santa Lucía, polo que está moi próxima á área na que o Sergas considera que hai máis densidade de poboación que precisa do novo equipamento sanitario”.
Además, desde el Gobierno local se explica que la buena accesibilidad de este espacio fue uno de los puntos más destacados por la Consellería de Sanidade. Su localización “ten a vantaxe dunha accesibilidade directa coa metade superior do barrio, mentres que, nas cotas máis baixas, conta coas escaleiras mecánicas de Maestro Clavé”, aseguran desde María Pita, además de indicar que estos recorridos conectan con trayectos hasta paradas de transporte público.

Decisión final
Una vez celebrado este encuentro, el Gobierno municipal transmitió todo el peso sobre la última decisión a la Consellería de Sanidade. “Agora é a Xunta a que ten que mover ficha e estudar a viabilidade da proposta da Falperra, da que xa teñen toda a documentación dende esta semana, e dar unha resposta”, indican.
La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra mostró su rechazo a esta posible ubicación y defendió que el emplazamiento ideal es junto al mercado, pero no con la disposición propuesta por la Marea. l