• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

El Supremo permite a Rodríguez Cebrián construir en la parcela de las Adoratrices

El empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián podrá edificar en una parcela de su propiedad que anteriormente estuvo ocupada por el convento de las Adoratrices. Así lo indica el Tribunal Supremo, que rechazó un recurso de casación presentado por el Gobierno local

El Supremo permite a Rodríguez Cebrián construir en la parcela de las Adoratrices
La parcela está entre las calles Gregorio Hernández, Gil Vicente, Canceliña y Observatorio	patricia g. fraga
La parcela está entre las calles Gregorio Hernández, Gil Vicente, Canceliña y Observatorio patricia g. fraga

El empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián podrá edificar en una parcela de su propiedad que anteriormente estuvo ocupada por el convento de las Adoratrices. Así lo indica el Tribunal Supremo, que rechazó un recurso de casación presentado por el Gobierno local, que pretendía que no se pudiese edificar en ese solar. El objetivo municipal era evitar que el futuro parque del Agra del Orzán se redujera en 3.163 metros cuadrados.
La decisión del Tribunal Supremo llega ante un recurso de casación presentado por el Ayuntamiento contra una sentencia del año pasado del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Esta última modificaba el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) en favor de los intereses de Rodríguez Cebrián, por lo que la parcela pasará de tener una calificación de suelo urbano no consolidado a suelo urbano consolidado.
De esta manera, el empresario recibe luz verde para construir los dos edificios de doce y siete plantas que había proyectado en la zona con mayor densidad población de la ciudad.
Esta nueva sentencia en contra de las alegaciones del Gobierno municipal supone un revés para el futuro parque del Agra, que iba a tener una superficie total de 14.283 metros cuadrados, mientras que ahora se verá reducido en 3.163 hasta los 11.120.
El proyecto para esta zona verde nació bajo el mandato del alcalde socialista Francisco Vázquez y contemplaba una extensión total de 25.000 metros cuadrados, que luego fueron reducidos a poco más de catorce mil.
Este parque está llamado a actuar como pulmón de una de las zonas más congestionadas de la ciudad y que cuenta con muy pocos espacios naturales, aunque tras esta decisión del Tribunal Supremo su extensión se verá notablemente reducida al quedar excluido el solar en el que anteriormente se encontraba el convento de las Adoratrices.
“Estamos ante outro dos numerosos capítulos negros da xestión urbanística dos anteriores gobernos municipais desta cidade, que en demasiadas ocasións defenderon intereses que non eran os públicos”, explican fuentes municipales, quienes responsabilizan tanto al Partido Popular como al Partido Socialista.
Además, desde el Gobierno local explican que esta “sentenza non favorece á cidade”, aunque no explicaron a este periódico si tienen previsto llevar a cabo nuevas gestiones para tratar de que la resolución no pueda seguir adelante.