• Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Os superheroes tocarán en los barrios las bandas sonoras más emblemáticas

Como un “gran tebeo vivo” definió la concejala de Cultura, Ana Fernández, al salón del cómic que comenzará oficialmente el lunes aunque la rúa da Banda Deseñada reparta ya desde el jueves pildoritas a los amantes del género en forma de novedades editoriales.

Os superheroes tocarán en los barrios las bandas sonoras más emblemáticas
viñetas del altántico
viñetas del altántico

Como un “gran tebeo vivo” definió la concejala de Cultura, Ana Fernández, al salón del cómic que comenzará oficialmente el lunes aunque la rúa da Banda Deseñada reparta ya desde el jueves pildoritas a los amantes del género en forma de novedades editoriales.
Y es que Viñetas desde o Atlántico tiene a sus superhéroes en la calle. El Superman observa desde ayer a todo individuo que circula por Lavedra en coche y Obelix entraba a duras penas por los soportales de María Pita hacia su destino final. Un cuadrilátero sobre el que también cabalgaba Lucky Lucke.
Sin embargo, los de cartón piedra serán también este año de carne y hueso. Capitaneados por Mister Obelisco, el coordinador de las actividades, Manel Cráneo, explicaba que la banda de rock Os Superheroes le dará uso a sus capas para visitar siete puntos de la ciudad.
En concreto, aterrizarán todos los días y de 19.00 a 21.00 horas en el Obelisco, plaza de Vigo, calle de Barcelona, Paseo de los Puentes, Os Mallos-Ángel Senra, Palavea y plaza de la Cubela para interpretar las bandas sonoras que han acompañado a los personajes más emblemáticos de los tebeos. Una vez que se pasaron a la gran pantalla.
Esta será una de las novedades de una edición que pretende ser un escaparate plural de todo lo que se mueve en el género y que por culpa de la crisis no se ve. Es invisible. Decía el director del salón, Miguelanxo Prado, que el momento actual saca lo mejor pero también lo peor de las personas y el instinto de supervivencia lleva muchas veces a intentar eliminar al vecino que disputa un trozo de territorio. Es por eso que la colección de invitados responde a la variedad de temáticas y estilos que remueven los ilustradores con su lápiz.
Desde el único superviviente en activo de la generación Bruguera, Jan, hasta David Aja, que llegó de San Diego con varios premios en la mochila, el salón le dará la bienvenida a los franceses Baru, gran premio de Angouleme, y Frank Le Gall, creador de “Théodore Poussin”.
De los nuevos valores, el salón recibirá a Susanna Martin y Enrique Fernández, que acaba de financiar su último libro a través del crowdfunding. Miguelanxo explicaba que de los 30.000 euros que pedía el dibujante en la red, llegó a los 50.000 euros. Como representante del país, Fausto Isorna vestirá el festival de experiencia para echar la vista atrás y contar lo vivido. Con una sede como la Casa da Cultura Salvador de Madariaga convertida en termómetro.
Señalaba el director que la intención estaba en que el edificio de Durán Loriga tomase la temperatura de la historieta gallega. Para aislarla del peligro que supone que los autores pierdan una perspectiva global. Con este escaparate, ellos podrán masticar el nivel de sus propuestas y compararlo con lo que se hace más allá de Pedrafita.

los niños, protagonistas
Viñetas será también taller y experimento. A través de citas, la mayoría dirigidas al público infantil, en las que cuatro ilustradores y cuatro autores cogerán los mandos. En ellas, 200 niños que participan en los campamentos de verano municipales aprenderán a diseñar mundos imaginarios. Se irán de aventuras con José Domingo o coquetearán con la técnica de stop motion.
Contaba Manel Cráneo que el Ágora se empapelará con los originales de estos ocho profesores. Para que los chavales saquen sus propias conclusiones y reinterpreten a los clásicos y a los nuevos superhéroes en el Ágora. n