• Domingo, 19 de Noviembre de 2017

El Sindicato de Limpieza amenaza con denunciar a Medio Ambiente por prevaricación

Tras la reunión que mantuvieron el viernes con la concejala de Medio Ambiente, María García, los representantes del Sindicato de los Trabajadores de Limpieza (STL) se reunieron ayer para tomar una decisión.

El Sindicato de Limpieza amenaza con denunciar a Medio Ambiente por prevaricación
Los delegados de STL, justo antes de entrar en la Casa del Agua para la reunión con Medio Ambiente | javier alborés
Los delegados de STL, justo antes de entrar en la Casa del Agua para la reunión con Medio Ambiente | javier alborés

Tras la reunión que mantuvieron el viernes con la concejala de Medio Ambiente, María García, los representantes del Sindicato de los Trabajadores de Limpieza (STL) se reunieron ayer para tomar una decisión: dejar en manos de sus abogados las demandas oportunas contra García por presunto tráfico de influencias y prevaricación”, por contratar empresas para servicios de limpieza que ya realiza Cespa (la concesionaria municipal) y por emplear trabajadores de la empresa Cespa para realizar labores de limpieza y mantenimiento de zonas privadas. Son acusaciones que Medio Ambiente rechaza.
Estas “zonas privadas” serían soportales, plazas y garajes que tiene que limpiar los servicios municipales, que en principio solo deberían asear los espacios públicos. Desde STL aseguran que el Gobierno local es conocedor de ellos, porque se lo comunicó el comité de empresa (del que ellos forman parte), así que procederá a tramitar las correspondientes demandas en los juzgados correspondientes (penal, civil o social). Porque las quejas de los operarios de Cespa contra el Ayuntamiento no finalizan aquí.
 

A pé de barrio
STL critica uno de los programas estrella de la Concejalía de Medio Ambiente, A pé de barrio, que consiste en un refuerzo para realizar una limpieza a fondo y eliminar los focos más persistentes de suciedad en los diferentes distritos y en el que participan 25 contratas a lo largo de todo el año. Según ellos, lo que está haciendo realmente la concejalía es redistribuir trabajadores de Cespa, desplazándolos de los distritos donde trabajan habitualmente a otros barrios.
Los trabajadores consideran que estas labores deberían ser llevadas a cabo por Cespa, dado que mantiene con el Ayuntamiento un contrato de 10 millones de euros para la limpieza de las calles que no expirará hasta enero, así que en STL afirman que los coruñeses están pagando así dos veces por el mismo servicio: tato a Ferrovial (Cespa SA) como a las nuevas contratas de los últimos meses, que se llevan a cabo en situación de precariedad y discriminación salarial. Según el Ayuntamiento, este servicio es el mismo pero con “diferentes metodologías” que el que hicieron los anteriores gobiernos municipales durante los últimos diez años.
 

Derechos garantizados
Por otro lado, el Ayuntamiento asegura que estas contrataciones de refuerzo no afectan al contrato de servicio básico de Cespa, y que son solo contratos de uno o dos meses, en los que los derechos laborales quedan garantizados. “Non é de recibo facer acusación sobre supostas actuacións irregulares cando se está facendo cumprir a normativa vigente”, manifestó la responsable del área.
Actualmente, el Ayuntamiento cuenta con cinco refuerzos veraniegos. Dos los realiza la propia Cespa (recogida de basura de la hostelería en el centro) y los otros tres (baldeo con agua nocturno, desbroce y limpieza viaria, y eliminación de vegetación espontáneas), lo realizan otras concesionarias. Uno se resolvió por procedimiento negociado, y lo lleva a cabo Valtalia, el otro, de eliminación de hierbas, es un contrato menor, y lo lleva a cabo Moeli, y el de desbroce, otro contrato menor, lo obtuvo Eulen.
García recuerda que en la reunión que tuvo lugar el viernes ya explicó los delegados de STL en Cespa que todas las actuaciones están fuera de la relación contractual del servicio básico de la concesionaria y no afectan “en ningún momento” a sus 400 trabajadores, y que cumplen con la obligación de transparencia y a la ley de contratos del sector público con un “respecto escrupuloso ao procedemento”.