1:37 h. Miércoles, 23 de julio de 2014

 

Servicios Sociales repartió este año 356 ayudas para alquileres y facturas

| Actualizado 12 Noviembre 2012 - 02:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Miguel Lorenzo en la presentación de los presupuestos	leire lópez
Miguel Lorenzo en la presentación de los presupuestos leire lópez

En lo que va de año, el Ayuntamiento concedió más de 1.500 ayudas a los coruñeses a través del programa de emergencia social. De estas, 356 peticiones respondían a la imposibilidad de los demandantes de hacer frente a los gastos de vivienda, desde el pago del alquiler hasta el abono de fianzas o los recibos del agua, luz y comunidad.

En estas 356 demandas, la Concejalía de Servicios Sociales invirtió 133.076 euros. El número de ayudas solicitadas por no poder hacer frente a los gastos derivados de la vivienda se incrementaron con respecto a ejercicios anteriores. El año pasado se tramitaron 146 peticiones a través del programa de emergencia social por reste fin, que supusieron un gasto de 78.548 euros por parte del gobierno local.

Si se comparan las cifras registradas hasta el 1 de noviembre –el número de demandantes se podría incrementar hasta que acabe el año– con las de 2010, el aumento es todavía más significativo. Frente a las 356 personas que necesitaron ayuda por no poder pagar el alquiler o los recibos de sus viviendas en 2013, hace dos años Servicios Sociales tramitó 138 peticiones por este motivo, que supusieron una inversión de 68.172 euros.

 

requisitos

Con el PP en la alcaldía, el gobierno local decidió modificar los requisitos para acceder a las ayudas de emergencia social, al detectar un aumento de la demanda de este servicio municipal. En el Ayuntamiento explican que este tipo ayudas están pensadas para “prevenir, entre otras circunstancias, situaciones de desahucio, que dejan a las personas en situación de desamparo”.

El programa de emergencia social destinó 133.000 euros a este fin

Para poder acceder a esta bolsa, los demandantes deben tener unos ingresos inferiores al 75% del IPREM. Los cálculos se hacen teniendo en cuenta los ingresos netos de la unidad familiar, menos el importe de la hipoteca dividido por el número de miembros de la unidad familiar.

En total, al año, cada familia puede recibir hasta un importe máximo de 1.500 euros en ayudas de emergencia vinculadas a la vivienda.

Para atender el programa de emergencia social, la concejalía que dirige Miguel Lorenzo cuenta este año con más de 700.000 euros, cantidad que se fue incrementando en los diferentes modificativos de crédito (inicialmente se presupuestaron para este ejercicio 450.000 euros)

A esta cantidad se sumará antes de que termine el año otros 76.000 euros, procedentes de la cancelación de la paga extra de Navidad del alcalde, los concejales y los altos cargos del Ayuntamiento, una medida que adoptó Negreira para “equipararse” a los funcionarios.

A mitad de septiembre de 2012, el departamento de Servicios Sociales había repartido ya 481.797 euros en 1.393 ayudas, no solo referidas a vivienda, sino de todo tipo. En los presupuestos del año que viene, que se presentaron esta semana, se reserva una partida de 660.000 euros para mantener este servicio municipal, que cada día cuenta con un mayor número de demandantes, tal y como ponen de manifiesto los datos registrados en los tres últimos ejercicios.