• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

El refuerzo del 092 sanciona a grandes discotecas por infringir las ordenanzas

El refuerzo nocturno de la Policía Local lleva varios meses en marcha, y ha tenido como consecuencia un aumento perceptible del número de denuncias a los dueños de los locales que no cumplen las ordenanzas municipales.

El refuerzo del 092 sanciona a grandes discotecas por infringir las ordenanzas
En La Marina se encuentran algunos de los locales sancionados por al Policía Local | javier alborés
En La Marina se encuentran algunos de los locales sancionados por al Policía Local | javier alborés

El refuerzo nocturno de la Policía Local lleva varios meses en marcha, y ha tenido como consecuencia un aumento perceptible del número de denuncias a los dueños de los locales que no cumplen las ordenanzas municipales. Fuentes de la Policía Local señala que “les hemos sorprendido, porque muchos de estos locales llevan años sin recibir una inspección nuestra”. Entre aquellos que han caído, destacan las grandes discotecas que se encuentran en la línea de costa. Para alguna de ellas ha sido la primera vez que reciben una sanción por no respetar el horario de cierre. .
Los últimos cambios organizativos han permitido que el turno de madrugada se solape con el de la noche. El resultado es que, a partir de las cuatro de la madrugada, existen cerca de diez policías locales dispuestos a inspeccionar que los locales cumplan las normativas, algo que antes no era posible. Algunas noches han llegado a sancionarse hasta tres locales pero este mes de julio, a pesar que no registró multas, fue particularmente agitado porque una intervención rutinaria en el Paseo Marítimo acabó con cuatro detenidos que se resistieron a que los agentes municipales inspeccionaran el local, situado en el cruce de la avenida de Pedro Barrié de la Maza con Pasadizo del Orzán. Una joven incluso la emprendió a bolsazos contra uno de los policías. El motivo, al parecer, es que había un menor en el interior al que querían ocultar.
 

Tras varias quejas
Muchos de los locales afectados son los que se encuentran precisamente en la zona del Orzán, tradicional centro de la movida nocturna, pero han acabado extendiendo su rango de acción a las grandes salas de fiestas. “Normalmente, el oficial al mando nos envía a un establecimiento del que se hayan recibido varias quejas”, señala un agente municipal. De manera que, al fin de semana siguiente, este establecimiento será objeto de una visita por parte de la Policía Local.
Casi todas las intervenciones policiales se producen pasadas las cinco de la madrugada. En muchos casos, los agentes municipales tienen que soportar las críticas de los vecinos molestos por los ruidos que produce la clientela, y que han presentado a menudo denuncias por los ruidos. “No vamos porque se hayan retrasado unos minutos”, advierten los policías municipales