• Viernes, 20 de Octubre de 2017

El PSOE admite que el pacto sobre las ordenanzas fiscales “podía ser mejor”

La junta de gobierno local dará hoy el visto bueno a varias modificaciones en las ordenanzas fiscales del próximo año. Se produce después de que la Marea y el Partido Socialista alcanzasen un acuerdo que según el líder de los últimos “podía ser mejor”, aunque aceptaron para permitir la “dinamización económica de la ciudad”.

El PSOE admite que el pacto sobre las ordenanzas fiscales “podía ser mejor”
El Partido Socialista y la Marea pactaron las modificaciones en las ordenanzas fiscales | patricia g. fraga
El Partido Socialista y la Marea pactaron las modificaciones en las ordenanzas fiscales | patricia g. fraga

La junta de gobierno local dará hoy el visto bueno a varias modificaciones en las ordenanzas fiscales del próximo año. Se produce después de que la Marea y el Partido Socialista alcanzasen un acuerdo que según el líder de los últimos “podía ser mejor”, aunque aceptaron para permitir la “dinamización económica de la ciudad”.
“Podríamos haber insistido, pero probablemente estaríamos dónde los otros años”, asegura el portavoz socialista, José Manuel García, en referencia a los retrasos en la aprobación de los presupuestos de los dos últimos ejercicios. Esta unión garantiza al Gobierno local la aprobación dentro de un par de semanas de los tributos en el pleno
Entre las variaciones no figura una bajada del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), punto antes defendido por el PSOE pero al que renunciaron. “Cambié de criterio porque sino no llegamos a un acuerdo nunca”, dice José Manuel García.
La única modificación relativa a este tributo será ampliar los tipos de empresas ubicadas en terrenos portuarios que se podrán beneficiar de una bonificación del 50% tras la última subida.


Entre las modificaciones que pasarán hoy por la junta de gobierno estará la aplicación de criterios de progresividad de rentas sobre la tasa de recogida de basuras y de consumo del agua, además de otras referentes a esta última.
Además, también se propone establecer una cuota cero para los traspasos, cesiones o transmisiones de titularidad de establecimientos que mantengan su actividad, se permitirá a los clubes deportivos cobrar entradas al público y se aumentarán las tasas para los surtidores de gasolina o los puntos de venta automáticos.
“Hay una bajada general de la masa de recaudación tributaria”, explica José Manuel García. Según fuentes cercanas a la negociación, la bajada de ingresos para el Ayuntamiento con estos cambios estaría entre 1,5 y 2 millones de euros.
El portavoz socialista asegura que a través de estos cambios “se prioriza que se dinamice la actividad económica en los barrios más débiles con el Impuesto sobre Actividades Económicas o las tasas de recogida de basuras y de apertura de negocios”. Además, justifica que el mantenimiento del IBI permitirá implantación de diversos programas como becas de empleo por 700.000 euros.