• Sábado, 23 de Septiembre de 2017

La procesión de la Virgen del Carmen vuelve a surcar las aguas un año más

Lucía ayer un sol de justicia pero, a pesar de ello, fiel a su tradición marina, la ciudad honró a la Virgen del Carmen. Cientos de personas se echaron a la calle para, ya en los muelles al borde del océano, poder asistir a la invocación de la Virgen de los Mares

La procesión de la Virgen del Carmen vuelve a surcar las aguas un año más
Numerosas embarcaciones escoltaron la imagen de la Virgen | javier alborés
Numerosas embarcaciones escoltaron la imagen de la Virgen | javier alborés

Lucía ayer un sol de justicia pero, a pesar de ello, fiel a su tradición marina, la ciudad honró a la Virgen del Carmen. Cientos de personas se echaron a la calle para, ya en los muelles al borde del océano, poder asistir a la invocación de la Virgen de los Mares, patrona de los marineros, a la que un año más rogaron por su protección para los hombres y mujeres que cada día se hacen a la mar desde el puerto coruñés.
Es un tradición con arraigo local, de manera que nadie quiso faltar a la cita a pesar de las altísimas temperaturas, que rondaban los 30 grados. Como tampoco lo hicieron numerosas embarcaciones, varias docenas, que se agolpaban en el muelle con sus bordas engalanadas para la ocasión, para recibir a su Virgen del Carmen.
Los actos, organizados por la Parroquia de San Jorge y la Cofradía de Pescadores, dieron comienzo a las seis de la tarde, cuando partió la procesión de la parroquia hasta el puerto, aunque a las doce de la mañana ya había tenido lugar una misa solemne en el mismo templo en el que la música la puso la coral del Club de Pensionistas de la Casa del Mar, con un repertorio compuesto por canciones tradicionales, además de la Salve Marinera.
La comitiva recorrió varias calles del centro de la ciudad antes de penetrar en el recinto del puerto e iniciar el recorrido por la bahía herculina. Allí, el sacerdote, José María Ripoll, bendijo las aguas ante representantes de las cuatro marinas.
 

Misa en San Jorge
Tras este paso, la procesión desandó el camino hasta la parroquia de San Jorqe, donde se celebró una misa.
El acto final tendrá lugar hoy a las ocho de la tarde, en un funeral organizado por la Cofradía de Pescadores, en el que se honrará la memoria de todos los cofrades que fallecieron en las aguas así como de todos los que encontraron la muerte en parecidas circunstancias.