El PP alega a las ordenanzas fiscales para solicitar una reducción del IBI

Rosa Gallego es la portavoz del grupo municipal popular | jesús l.p.

El grupo municipal popular presentó alegaciones a la ordenanza fiscal relativa al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para solicitar al Gobierno local una reducción de este tributo basándose en los datos de ejecución del presupuesto en general y de las inversiones en particular.

El grupo municipal popular presentó alegaciones a la ordenanza fiscal relativa al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para solicitar al Gobierno local una reducción de este tributo basándose en los datos de ejecución del presupuesto en general y de las inversiones en particular.
La formación solicita al Ayuntamiento una reducción del 10% de este impuesto para el próximo año “ante los desastrosos resultados de su gestión”.
Los populares recuerdan que hace dos años “finalizó el período transitorio” que obligó a un incremento de este tributo y por ello entienden que ahora procede volver al tipo anterior, que estaba en el 0,54%. Esta medida supondría un ahorro de un 10% para cada contribuyente.
Desde el Partido Popular cifran este ahorro propuesto en un total de 6 millones de euros, lo que supondría un descenso de unos 36 euros por recibo.

En caso de que el Gobierno municipal mantenga las cantidades aprobadas inicialmente en el pleno, los populares entienden que se convertirá en “definitiva y periódica” una medida que era “transitoria y excepcional”. En este sentido recuerdan que hace ya dos años que Ferrol y Santiago bajaron el IBI.
El Partido Popular no solo reclama una bajada en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles para las viviendas a nivel general, sino que también solicita que se devuelva al tipo impositivo anterior el relativo a empresas no pesqueras que están ubicadas en terrenos portuarios.
El incremento para estas compañías se produjo en el año 2016, cuando se pasó del 0,6 al 1,3. El aumento está cifrado por la formación en alrededor de 18.000 euros anuales.
A pesar de que las empresas dedicadas al sector pesquero cuentan con una bonificación del 50%, todavía seguirían registrando un aumento hasta el tipo impositivo del 6,5. Así, considera “de justicia” mantener el tipo impositivo anterior “con el fin de no gravar a una actividad dinamizadora de la economía y generadora de empleo”.
Esta no es la primera vez que la formación reclama a la Marea una reducción del IBI, aunque por el momento sin éxito. El año pasado el PSOE también apostaba por un descenso, aunque algo menor, pero el alcalde retiró las ordenanzas fiscales del pleno por temor a que el voto del PP y del PSOE acabase con su propuesta.