• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

El Plan de Turismo destaca como interés para las visitas la “excelente gestión y el impacto del Puerto”

La Autoridad Portuaria de A Coruña y su labor son valores turísticos para la ciudad. El Plan Estratégico de Turismo (PET) así lo reconoce al destacar el especial interés que tiene a nivel de visitas y de ciudad la gestión de la institución.

El Plan de Turismo destaca como interés para las visitas la “excelente gestión y el impacto del Puerto”
Decenas de personas acuden a las nuevas zonas peatonales del Puerto para disfrutar del tiempo de ocio | javier alborés
Decenas de personas acuden a las nuevas zonas peatonales del Puerto para disfrutar del tiempo de ocio | javier alborés

La Autoridad Portuaria de A Coruña y su labor son valores turísticos para la ciudad. El Plan Estratégico de Turismo (PET) así lo reconoce al destacar el especial interés que tiene a nivel de visitas y de ciudad la gestión de la institución. En la puesta de largo del documento ya se destacó el valor de La Marina como potencial atractivo, si bien a estas alturas el Ayuntamiento no ha pagado ni recepcionado las obras de reurbanización del entorno. 
El director del proyecto del Plan Estratégico de Turismo, Iñaki Gaztelumendi, comentó en la presentación del PET el gran valor que supone para A Coruña la amplia zona de paseo creada por el Puerto en La Marina y O Parrote. Sin embargo, al pormenorizar la hoja de ruta de la estrategia turística que habrá de seguir el Ayuntamiento en un futuro se revelan otros piropos de los expertos redactores a la infraestructura, a pesar de que el papel que juega el Gobierno municipal en la relación con esta sea de enfrentamiento casi constante. 
En el texto se asegura que es de “especial interés la excelente gestión y el impacto que el Puerto de A Coruña tiene sobre el conjunto de la ciudad”. Posteriormente, el informe destaca que el Puerto cuenta con el apoyo del Consorcio de Turismo, aunque no es de extrañar pues es una de las patas que soporta este organismo además de la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento. 
Asimismo hace hincapié en la existencia de dársenas dedicadas a los deportes: Marina Coruña, la Marina Real y Club Marítima de Oza. Los redactores tampoco se olvidan de la intriga que provocan entre los viajeros tanto la Lonja como mercados como el de la plaza de Lugo, activos que aportan un plus en la “cadena de valor del turismo gastronómico”.  
Viajeros por mar
El PET incluye un amplio capítulo sobre el Puerto, en el que juegan un papel importante los barcos de pasajeros. Aunque el Gobierno local se ha mantenido al margen de esta cuestión, el equipo de Gaztelumendi recuerda que esta actividad “viene mejorando sus cifras como puerto de escala de cruceros internacionales”. 
De hecho, este año los gestores de la Terminal de Cruceros lograrán colocar a la ciudad como principal muelle de la cornisa cántabro-atlántica no solo a nivel de escalas sino también en lo que respecta al número de visitantes que pasearán por unas horas por las calles del centro. 
En este sentido se deja entrever una felicitación por el “mayor esfuerzo promocional de la propia Autoridad Portuaria”. La única pega que establecen los técnicos al respecto del crecimiento masivo programado para este año es que “será difícil que estas cifras crezcan mucho más”. 
Lo achacan a la falta de capacidad de los muelles para acoger más buques, a pesar de que se han recibido escalas múltiples en diversas ocasiones. Según contempla el PET, para seguir el camino ascendente sería “necesaria la ampliación del muelle principal para acoger embarcaciones de mayor eslora”. 
No obstante, hay que tener en cuenta que en A Coruña ya han atracado colosos del mar con el “Independence of the Seas”, de la naviera Royal Caribbeann, que hoy por hoy se sitúa como el séptimo transatlántico más grande del mundo en activo. En todo caso, según una encuesta elaborada por el propio complejo portuario entre los cruceristas en 2015, habría que mejorar en los horarios comerciales, los contenidos en inglés y solucionar la carencia de un autobús turístico. 
También habría que ampliar el horario del punto de información turística existente en la terminal e intentar que el comercio perciba con mayor interés a este sector de los visitantes a los qie acusa de hacer un consumo reducido. 
Pese a todo, en general la valoración del Puerto es muy positiva pero a estas alturas el Consistorio aún le adeuda 4,8 millones de euros en concepto de los trabajos realizados para dar mayor protagonismo a los peatones en la fachada marítima. Tampoco ha habido avances para conseguir una relación más fluida. l