• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

La Orquestra de Cámara Galega estrena hoy el ciclo “Noites na Cidade Vella”

La Orquestra de Cámara Galega sale a la calle, en concreto, pisa la piedra más antigua para que al tiempo que el espectador mastica música tenga un buen patrimonio de fondo. El ciclo “Noites na Cidade Vella”, organizado por la asociación Demusicade, empieza hoy a las 20.00 horas

La Orquestra de Cámara Galega estrena hoy el ciclo “Noites na Cidade Vella”
El primer concierto tendrá lugar en el Palacio de Capitanía | pedro puig
El primer concierto tendrá lugar en el Palacio de Capitanía | pedro puig

La Orquestra de Cámara Galega sale a la calle, en concreto, pisa la piedra más antigua para que al tiempo que el espectador mastica música tenga un buen patrimonio de fondo. El ciclo “Noites na Cidade Vella”, organizado por la asociación Demusicade, empieza hoy a las 20.00 horas en el Palacio de Capitanía como una forma de revalorizar la Ciudad Vieja.
Su director, Rogelio Groba, cuenta que tenían pensado comenzar la iniciativa en primavera, pero finalmente optaron por la estación de las castañas porque no había tiempo que perder y sí mucho repertorio que ganar.
Para ello, la formación no desvelará repertorio. Esto será parte de la magia junto al escenario. Al aire libre, el público tendrá por delante un programa de estilos diferentes, donde se colará alguna obra del otro lado del charco, apunta Groba.


A lo que se enfrenta el oído esta tarde es como un “menú degustación” donde el comensal se sienta y le van presentando los platos. Además, la duración está pensada para que no canse. Apenas superará la hora, así que la cita se dirige a un público heterogéneo, a familias y a melómanos en general, “gente joven que quiere disfrutar de la música clásica de otra manera”. Y es que el ciclo no se concibe como un desfile de piezas separadas por aplausos.
La Orquestra de Cámara Galega interactuará con el público. Salpicará cada cita con anécdotas y la tarde fluirá entre títulos muy dispares. “Noites na Cidade Vella” nace con el objetivo de unir el casco antiguo y el género clásico. Por eso, la siguiente tendrá lugar en otro escenario con historia, la iglesia de los Dominicos. Allí se desplazará la formación el 31 de octubre. En diciembre, el 5, la música entrará por el palacio de María Pita. Los conciertos no supondrán coste al bolsillo y la entrada será libre hasta completar el aforo.
Los organizadores pretenden con el proyecto difundir y dar a conocer la música culta a través de una orquesta profesional integrada, dirigida y gestionada por intérpretes del país con el fin de complementar y fomentar por una parte el arte de la música, un bien que no se toca pero alimenta otros sentidos, y, por otra, el patrimonio arquitectónico urbano. Dándole usos distintos de aquellos por los que fueron construidos.
El colectivo aspira a poner en valor rincones olvidados o infrautilizados. A golpe de partituras, en ambientes ideales y a diferentes horas, el apartado parte de la gratuidad y la cercanía para hacer más accesible programas musicales y reivindicar de paso arquitecturas que están en un conjunto histórico declarado como BIC.