Orillamar se reabre con una capa de asfalto en vez de los fallidos adoquines

Dos y meses y medio después de cerrarse a la circulación de vehículos, la calle de Orillamar recuperaba ayer su tránsito habitual, aunque con un nuevo aspecto. La reforma llevada a cabo hace dos años para la instalación del llamado corredor verde

Orillamar se reabre con una capa de asfalto en vez de los fallidos adoquines
la calle ha recuperado su trã¡nsito habitual de vehã­culos 	quintana
la calle ha recuperado su trã¡nsito habitual de vehã­culos quintana

Dos y meses y medio después de cerrarse a la circulación de vehículos, la calle de Orillamar recuperaba ayer su tránsito habitual, aunque con un nuevo aspecto. La reforma llevada a cabo hace dos años para la instalación del llamado corredor verde, en la que se habían invertido 2,2 millones de euros para instalar adoquinado en la vía, comenzó a dar problemas poco tiempo después de su inauguración, en marzo de 2011. Por ello, después de llegar al gobierno local, Carlos Negreira, anunciaba el proyecto de “reformar” de nuevo Orillamar, con la intención de sustituir el adoquinado dañado por el asfaltado que tenía la calle originalmente.

Una decisión muy discutida por parte de los partidos de la oposición, que consideraban que los cambios viarios planificados por la ejecutiva local, como la de la mediana de General Sanjurjo, suponían un “derroche” de dinero. El gobierno municipal siempre defendió que el cambio de pavimento de Orillamar había sido una demanda reiterada por parte de los vecinos y comerciantes que estaban cansados de los múltiples desperfectos que presentaba el adoquinado.

El alcalde mostraba ayer su satisfacción por la apertura de la calle y señalaba la necesidad de las mismas. “Esos trabajos se tuvieron que hacer a consecuencia de que en nueve meses estaba levantada la obra que tenía menos de un año”, aseguró Negreira, quien subrayó que la vía “ahora está bien”.

Por su parte, los usuarios de Orillamar han valorado también la apertura que llevaban reclamando desde hacía semanas. “Nós xa lle pedimos aos concelleiros a semana pasada que a apertura se fixera canto antes, porque a xente estaba moi queimada co tema das obras”, señaló el presidente de la asociación de vecinos de Monte Alto, Alberte Fernández. El portavoz apuntó que la entidad también espera que la mejora de la calle incluya el refuerzo de la iluminación en algunos puntos que presentan carencia de luz. n