• Viernes, 17 de Noviembre de 2017

La oposición aumenta su enfado por la poca atención de la Marea a sus alegaciones a los presupuestos de 2017

La proximidad temporal de la comisión de Hacienda que abordará el lunes las alegaciones de la oposición a los presupuestos municipales para 2017 puso ayer de manifiesto el tremendo malestar por la desatención del Gobierno local de la Marea que existe entre el resto de grupos con presencia en la corporación.

La oposición aumenta su enfado por la poca atención de la Marea a sus alegaciones a los presupuestos de 2017
La oposición rechazó los presupuestos para este año en un pleno el pasado diciembre | patricia g. fraga
La oposición rechazó los presupuestos para este año en un pleno el pasado diciembre | patricia g. fraga

La proximidad temporal de la comisión de Hacienda que abordará el lunes las alegaciones de la oposición a los presupuestos municipales para 2017 puso ayer de manifiesto el tremendo malestar por la desatención del Gobierno local de la Marea que existe entre el resto de grupos con presencia en la corporación. El PP avisó de que defenderá hasta las últimas consecuencias sus ideas, mientras que el BNG exigió que se integren parte de sus aportaciones tal y como se había prometido.
La portavoz del Partido Popular, Rosa Gallego, salió ayer a la palestra para avisar de que solo la inclusión de las alegaciones del grupo a la hoja de ruta económica de Marea Atlántica garantiza el mantenimiento de los mismos convenios de 2016 para las asociaciones, algunas de las cuales se ven perjudicadas en el documento a debatir.
“Ferreiro propone desestimarlas y mantener el peor presupuesto de la historia de la ciudad, ante lo que no nos vamos a quedar quietos viendo como los coruñeses serán los grandes perjudicados de unas cuentas que no resuelven ni uno solo de sus problemas, empeorando además su calidad de vida al proponer Ferreiro para la aprobación definitiva dar de baja otro millón de euros para actuaciones en vías públicas”, incidió Gallego.
“Líneas rojas” que limitan 
A su parecer hay una “línea roja” que ya habían señalado y que no debe sobrepasarse. Se trata, por ejemplo, de la intención del Ejecutivo local de recortar o eliminar las subvenciones para “más de setenta” agrupaciones de diversa índole. Entre ellas están Cáritas, la Cocina Económica, Renacer o el Banco de Alimentos Rías Altas.
Flanqueada por los ediles Miguel Lorenzo y Lucía Canabal, la portavoz recordó que la Marea se había mostrado “abierta a modificar el anexo de subvenciones” para dotarlas de los mismos fondos en una reunión mantenida hace algunas semanas entre los dos grupos mayoritarios.
Acuerdo de enmienda 
Su homóloga en el BNG, Avia Veira, exigió al equipo del alcalde, Xulio Ferreiro, que garantice que integrará en el presupuesto las iniciativas hechas por los nacionalistas en el proceso de negociación como prometió. Además, pidió saber qué plazos manejan.
“Fixemos un traballo exhaustivo e rigoroso sobre as necesidades que ten cada barrio da cidade e os investimentos necesarios por áreas que se plasmou nunha alegación equilibrada que incluía minoracións e altas. Despois de reunírmonos co Goberno municipal pactamos finalmente unha emenda transacional”, destacó. 
Por ello Veira advirtió: “Non imos renunciar de balde a todo este traballo polo que esiximos que o Executivo local expoña públicamente como pensa dar encaixe a esa emenda”.
Por su parte, el PSOE agradeció la inclusión de una alegación referida al abono de la factura de la subvención para el transporte colectivo. Sin embargo, lamentó que no se aceptasen más iniciativas y comentó que las defenderá en el debate del lunes, dado que el informe de Intervención dejaba la puerta abierta a integrarlas. l