La ópera inspirada en “La Tribuna” se presenta en el mismo escenario de la novela de Pardo Bazán

La antigua Fábrica de Tabacos como parte de la historia y escenario de presentación de la ópera inspirada en “La Tribuna”, de Emilia Pardo Bazán. Hasta allí se fueron ayer a introducirla la casa museo de la escritora y la Real Academia Galega

La ópera inspirada en “La Tribuna” se presenta en el mismo escenario de la novela de Pardo Bazán
El libreto es una adaptación del compositor Gabriel Bussi y el escritor Javier Ozores | pedro puig
El libreto es una adaptación del compositor Gabriel Bussi y el escritor Javier Ozores | pedro puig

La antigua Fábrica de Tabacos como parte de la historia y escenario de presentación de la ópera inspirada en “La Tribuna”, de Emilia Pardo Bazán. Hasta allí se fueron ayer a introducirla la casa museo de la escritora y la Real Academia Galega por ser el espacio que la autora eligió como telón de fondo de la novela que hoy se canta.
El libreto es una adaptación del compositor Gabriel Bussi y del escritor Javier Ozores sobre un libro que transcurre en el mismo punto donde trabajaron desde el siglo XIX miles de cigarreras como Amparo, la protagonista de la ficción literaria.
El drama musical que ahora le da una vuelta a la película se divide en tres actos y pone sobre el estrado al piano de Haruna Tabeke y a la voz de la soprano Teresa Nóvoa, que interpretaron en directo dos pasajes del mismo. La trama no solo es importante por la calidad de las letras, también por ser la primera vez en España que una mujer abordó un ámbito laboral donde ellas eran el motor fabril.
Las cigarreras son protagonista junto a la Marineda que trazó con la pluma Pardo Bazán a su manera, una ciudad que en ese momento fue parte de la élite del proletariado del país. Junto a los autores del libreto, asistieron distintas personalidades del mundo de la justicia y la cultura como el presidente del Tribunal de Xustiza de Galicia, Miguel Ángel Cadenas; el presidente da Real Academia Galega e director da Casa-Museo Emilia Pardo Bazán, Víctor F. Freixanes; el conselleiro de Xustiza, Alfonso Rueda; y la condesa de Pardo Bazán, Carmen Colmeiro.
Las entidades implicadas le reservarán un hueco de la sede de la Audiencia Provincial a la figura de Emilia Pardo Bazán, y a lo que fue, una Fábrica de Tabacos que es patrimonio gracias a la labor de las cigarreras.
Pardo Bazán en el cine, la televisión y el teatro porque sus obras pasaron ya por la pequeña y la gran pantalla y se subieron a las tablas con los intérpretes con más caché de la época como “Ópera en Marineda”, de Pilar Miró, que puso delante de la cámara en 1974 a Carmen Maura, Concha Goyanes y Raúl Sander.
Charo López, José Luis Gómez, Fernando Rey o Pastora Vega protagonizaron la serie “Los pazos de Ulloa” en 1985, en una carrera de adaptaciones que llevó a María Adánez al teatro con “Insolación” para hablar de las clases sociales con poder a finales del siglo XIX. La vida Pardo Bazán trascendió y más allá de sus cuentos, la que rompió moldes fue “condesa rebelde” en el cine. La interpretó Susana Dans en 2011 en un montaje producido Zenit TV para la TVG y dirigida por María Ignacia Ceballos.
Antes, Fernando Fernán-Gómez fue Gaspar de Montenegro en “La Sirena negra” a finales de los 40 y Pedro Armendáriz y Concha Velasco llevaron “El indulto” a una butaca que ahora tiene un motivo más para acercarse hasta ella.