• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El nuevo cuartel del 092 triplicará el espacio del que se dispone en Orillamar

La noticia de que la antigua jefatura territorial de Sanidade de Gregorio Hernández se convertirá en el nuevo cuartel de la Policía Local ha causado conmoción tanto entre los agentes municipales como entre los vecinos de Monte Alto, donde se ubica su base actual.

El nuevo cuartel del 092 triplicará el espacio del que se dispone en Orillamar
La Policía Local cuenta con varias plazas de aparcamiento reservadas en Orillamar quintana
La Policía Local cuenta con varias plazas de aparcamiento reservadas en Orillamar quintana

La noticia de que la antigua jefatura territorial de Sanidade de Gregorio Hernández se convertirá en el nuevo cuartel de la Policía Local ha causado conmoción tanto entre los agentes municipales como entre los vecinos de Monte Alto, donde se ubica su base actual. Y es que el nuevo edificio, con sus más de 5.400 metros cuadrados útiles, triplica el espacio del viejo cuartel y permitirá no solo concentrar servicios como las oficinas de movilidad, tráfico y transportes, además de la sala de pantalla que actualmente se encuentra en al estación de buses y desde la que se controla la circulación en toda la ciudad.
El presidente de la asociación profesional, Manuel Aceña, se mostró muy satisfecho con la noticia. “Aunque no desconfiábamos de que se cumplieran las promesas de un nuevo cuartel, porque el Ayuntamiento estaba muy encima, esta posibilidad nos ha cogido por sorpresa, porque siempre se ha hablado de un edificio nuevo más cerca de la Tercera Ronda”, reconoció. Sin embargo, a nadie se le escapaba que en la actual coyuntura económica, construir un cuartel de cero suponía un desembolso que quizá el Ayuntamiento no podría afrontar, lo que habría obligado a retrasar años el proyecto.
Incluso con un edificio ya disponible, el traslado se adivina como un proceso muy largo, porque primero se debe realizar un concurso de ideas y licitar el proyecto de reforma, así que puede que lo más seguro es que la mudanza se retrase hasta bien avanzado 2015 o más aún en el caso de los sistemas más complejos, como la sala de pantallas. El antiguo edificio de Sanidade tiene infraestructuras con mucho potencial, como el salón de actos, pero también multitud de pequeños despachos que no serían prácticos, así que habrá que tirar muchos tabiques. “Pero hay espacio para todos nuestros departamentos y aún más. Allí se podrán hacer incluso talleres y cursos de formación”, añade un entusiasmado Aceña que señala que “es justo agradecer al gobierno local el paso que ha dado”.

aparcamiento
Pero lo que realmente preocupa a unos y otros es el aparcamiento. En el cuartel de Orillamar, estacionar el vehículos siempre ha sido un desafío para los agentes cada vez que acuden al servicio, a pesar de que, como recalca el presidente de la asociación de vecinos de Monte Alto, Alberte Fernández: “Los vecinos no entienden por qué tienen una zona de acera reservada delante del cuartel cuando existe un aparcamiento con una planta solo para ellos”.
Así que, aunque echarán de menos la reconfortante presencia de la Policía, los vecinos de Monte Alto se alegrarán de recuperar ese espacio. “Porque es una zona donde aparcar es muy difícil, justo al lado del cementerio de San Amaro”, señaló Fernández. En cuanto los policías, también salen ganando, porque el patio del edificio de Sanidade cuenta con un mínimo de cien plazas de aparcamiento y está en una zona mucho mejor comunicada, entre la ronda de Nelle y la de Outeiro. n