• Domingo, 22 de Octubre de 2017

El miedo cobra un tono pastel en la Fundación Luis Seoane

“Inquietante inocencia” abre el Festival de Cinema Fantástico

El miedo cobra un tono pastel en la Fundación Luis Seoane
La ilustradora junto con su obra, ayer | patricia g. fraga
La ilustradora junto con su obra, ayer | patricia g. fraga

El Festival de Cinema Fantástico da Coruña (FKM) comenzará la próxima semana pero, desde ayer, y como un aperitivo (en palabras del director del festival, Antonio Otero), ya puede contemplarse en la Fundación Luis Seoane la exposición “Inquietante inocencia”, la primera muestra individual de la ilustradora coruñesa Perrilla. Está compuesta de un centenar de imágenes y muñecos de lana con los que la artista trata de introducir al visitante en su propio universo.

Se trata de una muestra insólita, con un montaje complicado, como señaló Otero, que ha costado mucho esfuerzo. La ilustradora no se ha limitado a traer a la sla de la Luis Seoane unas obras escogidas, sino también varios objetos de su hogar, incluida una llamativa campana de extractora de humos o unas butacas y una lámpara que ocupan el centro del espacio. Las paredes fueron pintadas a rayas blancas y rosas. “Yo soy rosa”, admitió la ilustradora.  

Los eucaliptos del parque de Santa Margarita junto a los que creció o la iconografía religiosa también tiene un lugar preponderante, puesto que ella recibió de pequeña una educación católica, que le marcó profundamente. “Siempre me pareció siniestro, lo de comer la carne y beberse la sangre de cristo”, explica la ilustradora. Esta particularidad se manifiesta en numerosas cruces y otros objetos que se exhiben al lado de sus pinturas, realizadas en óleo, acrílico y óleos, junto a sus muñecos.


Una estética naif

La exposición “Inquietante inocencia” provoca la misma impresión en el espectador que cuando ve una niña pequeña mirándole fijamente en una película de terror. Lejos de despertar ternura, provoca desazón. Los personajes de Perrilla, con enormes ojos insomnes, generar ese mismo efecto, en un mundo dominado por una paleta de colores pastel, con una estética naif que caracteriza a la ilustrador coruñesa.  

Aunque muchas de las obras que se presentan en la Seoaneson de formato grande, algunas son tan pequeñas que iban acompañadas de pequeñas lupas colgadas de la pared para que el espectador pudiera apreciar todos sus detalles.

La muestra podrá visitarse hasta el 29 de octubre, de manera que también será el último evento del festival en echar el cierre, dado que FKM celebrará su ceremonia de clausura el día 22.