• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El Materno inicia una terapia pionera con perros dirigida a más de 20 niños

Se llaman Fusco, Venus y Marrón. El primero está acostumbrado a las cámaras y presenció  la rueda de prensa con la tranquilidad del que ya se estrenó .

El Materno inicia una terapia pionera con perros dirigida a más de 20 niños
La presidenta de la Fundación Jove, Felipa Jove, explicó el proyecto junto a los especialistas	quintana
La presidenta de la Fundación Jove, Felipa Jove, explicó el proyecto junto a los especialistas quintana

Se llaman Fusco, Venus y Marrón. El primero está acostumbrado a las cámaras y presenció  la rueda de prensa con la tranquilidad del que ya se estrenó como protagonista del spot “Vivamos como galegos”, de Gadis, y paseó con orgullo su condición de can de palleiro. Los tres pasarán cerca de dos horas diarias en la sala de espera del hospital Teresa Herrera. Sumarán cien momentos junto a pequeños menores de seis años en un proyecto que se inicia gracias a las fundaciones María José Jove y Profesor Novoa Santos. 
Con el apellido de “pionera” en Galicia, la iniciativa colocará a las mascotas esperando la llegada de niños con autismo y daño cerebral. Lo harán sentados o acostados, depende del paciente, y buscarán la caricia o serán simples agentes pasivos con ganas de mimos en una terapia que tratará de provocar que los afectados se expresen y hablen, que refuercen sus lazos afectivos con el que tienen al lado, haciéndole ver lo cómodos que están al lado de ellos. 
Los perros del centro canino de Montegatto visitarán la unidad de Rehabilitación Infantil y Atención Temprana para acompañarles los minutos previos a su consulta periódca. En total, calculan que darán cobertura a un total de 20 a 30 niños. Con experiencia en espacios como la Asociación de Daño Cerebral, el centro de atención de personas con discapacidad CAPB y un tercer lugar de acogida, Montegatto espera conquistar el hospital y ampliar su radio de acción con un quinto proyecto: “Hemos detectado que algún niño con dificultades con el habla se relaciona con los perros, les cogen la mano a sus padres y los llevan hacia ellos, incluso algún caso con situación de ansiedad hemos visto que se relajaba”. 
Entre marzo y abril el programa empezará con más de 20 niños que esperan sean más, según vayan obteniendo resultados. Los primeros en conocer a Fusco, Venus y Marrón suelen acudir al Materno una vez por semana. Allí se les hará tests sobre cómo se relacionan con los terapeutas, con sus padres y otros chavales y el impacto de estos canes a lo largo de todo este tiempo. 
El jefe de la unidad, Miguel Alonso Bidegain, explicó que se evaluarán los datos para comprobar la mejora tras su puesta en escena. Por su parte, el adiestrador Octavio Villalta manifestó que de forma empírica está demostrado que los perros son terapéuticos y asistenciales: “Pueden ayudar en la vida diaria”. Coayudan a que los pequeños estén mejor: “A que se relacionen con los que especialistas que los están atendiendo”. 
En este sentido, los tres ejemplares han sido entrenados en comunicación y durante dos años como perros de terapia: “Están acostumbrados a los olores de un hospital, a estar rodeados de mucha gente y a situaciones que podrían ser agresivas para otros perros”. También a que los niños les toquen y por eso los quince minutos antes de su vez con el doctor serán esenciales. Otro de los factores que facilitará el acercamiento es que los animales irradian calor y “dan una sensación de apoyo”.