Más de 4.000 personas protestan por los recortes en Educación y Sanidad

En un principio, parecía que la marcha no sería un gran éxito de convocatoria por parte de los sindicatos CCOO y UGT, que pensaban calentar los ánimos de cara a la gran manifestación del Día del Trabajo.
Más de 4.000 personas protestan por los recortes en Educación y Sanidad
La manifestación marchó por el centro de la ciudad desde A Palloza hasta el Obelisco	quintana
La manifestación marchó por el centro de la ciudad desde A Palloza hasta el Obelisco quintana

  En un principio, parecía que la marcha no sería un gran éxito de convocatoria por parte de los sindicatos CCOO y UGT, que pensaban calentar los ánimos de cara a la gran manifestación del Día del Trabajo. Sin embargo, la gente fue acudiendo poco a poco a la plaza de A Palloza a partir de las doce del mediodía, y para cuando la pancarta que abría la marcha en contra de los recortes de Educación y Sanidad llegó a la plaza del Obelisco, detrás les seguían más de 4.000 personas, según el 092.

Entre ellos se encontraban representantes de la educación, como el presidente de la Confederación de Asociación de Padres de Alumnos de Galicia (Confaga), Virgilio Gantes; políticos, como el ex conselleiro de Presidencia José Luis Méndez Romeu, o el concejal de EU, César Santiso. Ambos criticaron de igual forma los recortes anunciados el viernes pasado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ponen en peligro “o chamado estado de benestar”. “Austeridade non quere dicir recortes, quere dicir reducir en gastos superfluos. O mesmo Rajoy dixo que non tocaría Educación e Sanidade”, criticó Santiso.

La marcha transcurrió tranquilamente al ritmo de los eslóganes que se lanzaban desde la furgoneta que abría la comitiva y que eran coreados por los manifestantes. Al pasar frente al edificio de la Delegación del Gobierno, que estaba protegido por un reducido grupo de agentes antidisturbios de la Policía Nacional, la gente empezó a cantar “Aí está, a cova de Alí Babá”.

 Humor negro > Lo cierto es que el humor negro fue una constante en la manifestación. Se podía percibir en las pancartas, donde se leían lemas como “Véndese. Educación Pública” o “Quero ser un neno ben educado”, en manos de un bebé transportado en un cochecito por su concienciada madre. Un senegalés sostenía otro cartel que rezaba “Únete al baile de los que sobran”.

También se notaba ese mismo humor en las palabras que los representantes de UGT y CCOO que tomaron el micrófono ya en el Obelisco. José Carrillo, secretario comarcal de UGT recibió aplausos cuando aseguró que “se Rajoy dixo que Zapatero se baixou os pantalóns ante a Unión Europea, el baixouse os pantalóns e os calzoncillos e quedou en pelotas e quere deixarnos en pelotas a nós”.

Por su parte, Demetrio Vázquez, de CCOO, recordó a la multitud que “estos son los recortes más duros de la historia de la democracia” y aseguró que ya no se trataba de políticas liberales, sino de neofranquismo. “Non vos preguntades por que non hai aquí un partido como o de Le Pen en Francia? Porque a ultradereita séntese representada no PP. Aquí temos a Le Cospedal, Le Esperanza Aguirre e a Le Gallardón”. Su intervención acabó entre más aplausos.