La Marea permitió un acto de Podemos pese a advertirle de que carecía de permiso para su celebración

El Gobierno local permitió la celebración de un acto organizado por el Círculo de Podemos en A Coruña a pesar de que no había concedido la autorización para ello y que así se informó a los responsables, que pese a ello siguieron adelante.

La Marea permitió un acto de Podemos pese a advertirle de que carecía de permiso para su celebración
El acto se desarrolló el pasado 25 de noviembre en la plaza de Pontevedra
El acto se desarrolló el pasado 25 de noviembre en la plaza de Pontevedra

El Gobierno local permitió la celebración de un acto organizado por el Círculo de Podemos en A Coruña a pesar de que no había concedido la autorización para ello y que así se informó a los responsables, que pese a ello siguieron adelante.
El hecho hace referencia a un acto que tuvo lugar el pasado 25 de noviembre y que se celebró en la plaza de Pontevedra. El objetivo era mostrar repulsa hacia la violencia de género y según los carteles que anunciaban este acto, los organizadores fueron el Círculo de Podemos en la ciudad y el Grupo de Teatro Tótem.
Los encargados de desarrollar este acto presentaron una solicitud de ocupación de la vía pública al Gobierno local tres días antes de la fecha para la que estaba programado, el 22 de ese mes, pero los servicios municipales respondieron a la misma anunciando que no se había tramitado, por lo que no era posible llevar a cabo el acto.
El motivo esgrimido desde María Pita para no conceder la autorización pertinente fue que la petición se había presentado fuera de plazo.
Finalmente, el acto se llevó a cabo en un día en el que otros puntos de la ciudad entre los que figuraron la plaza de María Pita, el Obelisco y algunos centros educativos, además de la mayoría de las localidades del área metropolitana, también fueron escenario de muestras de rechazo a la violencia de género.
El acto organizado por el Círculo de Podemos tenía previsto su inicio para la una de la tarde y su principal reclamo fue la lectura de varios textos teatralizados sobre violencia de género a cargo del Grupo de Teatro Tótem.
El objetivo de esta iniciativa era concienciar a la población de todas las edades ante una de las mayores problemáticas sociales durante los últimos años en España.

Participantes
Entre las personas que participaron en este acto estuvieron Marcos Cal y Paula Quinteiro, diputadas por En Marea en el Parlamento autonómico y miembros de la Comisión de Igualdad, Ángela Rodríguez, diputada en el Congreso y representante de la Coordinadora del pacto contra la violencia machista, y Hortensia Álvarez, sindicalista y feminista. Así, estos nombres aparecían en los cárteles que se utilizaron a través de diversos medios para su promoción.
La organización del evento tenía previsto trasladar la actividad al local de Podemos, ubicado en la calle de Cordelería, en caso de que la meteorología no acompañase. Sin embargo, esto no fue necesario y se llevó a cabo en la plaza de Pontevedra.

Carpas, sillas y megafonía
Finalmente, el acto se llevó a cabo sin contratiempos y hasta la plaza de Pontevedra se acercaron varias decenas de personas. Para su desarrollo, la organización instaló carpas, sillas plegables y un sistema de megafonía con el objetivo de favorecer que los asistentes pudiesen escuchar sin problemas la lectura de los textos teatralizados.
La permisividad del Gobierno local contrasta con su permanente defensa del cumplimiento de todos los trámites administrativos, a cualquier nivel y en relación con diferentes ámbitos.
Durante este mandato se regularizó incluso la celebración de parrilladas o sardiñadas en espacios públicos, algo para lo que ahora es necesario solicitar autorización con un mínimo de diez días de antelación y en torno a lo que hay una serie de restricciones que afectan por ejemplo a los horarios en los que se pueden llevar a cabo.