• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

La Marea celebra un mitin en el Rosalía para festejar la aprobación de las cuentas

No es la primera vez que el Gobierno local celebra un acto en el teatro Rosalía para dar a conocer alguno de sus proyectos pero ayer la ocasión fue por todo lo alto. Era la forma en la que el Ayuntamiento celebraba haber vencido en la cuestión de confianza y aprobado sus primeros presupuestos propios. Y eso es lo que presentó el alcalde, Xulio Ferreiro, bajo la etiqueta de “Coruña próxima”:

La Marea celebra un mitin en el Rosalía para festejar la aprobación de las cuentas
Durante alrededor de una hora y media, el alcalde, secundado por los concejales, enumeró sus planes de futuro	patricia g. fraga
Durante alrededor de una hora y media, el alcalde, secundado por los concejales, enumeró sus planes de futuro patricia g. fraga

No es la primera vez que el Gobierno local celebra un acto en el teatro Rosalía para dar a conocer alguno de sus proyectos pero ayer la ocasión fue por todo lo alto. Era la forma en la que el Ayuntamiento celebraba haber vencido en la cuestión de confianza y aprobado sus primeros presupuestos propios. Y eso es lo que presentó el alcalde, Xulio Ferreiro, bajo la etiqueta de “Coruña próxima”: “Cando me preguntan polo modelo de cidade, sempre pensaba que é evidente, pero que lle facía falla un nome. Xa o ten”. 
Cerca de 400 personas se congregaron en el teatro para escuchar de labios del alcalde y sus concejales lo que está por venir. Nada, o casi nada, de lo que se escuchó ayer era nuevo, pero Ferreiro lo anunció ilusionado, convencido como está ahora de que el obstáculo principal, el no tener unos presupuestos propios, sino modificados por la oposición, había desaparecido y que es posible por fin poner en práctica sus planes. Como muchos de los asistentes eran o mareantes o simpatizantes, reinó en el Rosalía una atmósfera postelectoral, como si Ferreiro hubiera acabado de ganar unos comicios.

mirar atrás
Además, como señaló el alcalde, al encontrarse en el Ecuador de su mandato es un momento apropiado para mirar hacia atrás y ver lo que ya se ha hecho. Uno por uno, los concejales desfilaron ante el micrófono entre muestras de efusión para dar cuenta de su áreas. La concejala de Medio Ambiente, María García, destacó que han conseguido eliminar los vertidos al mar en un 80% y potenciar el compostaje. 
La concejala de Justicia Social, Silvia Cameán, destacó el incremento del presupuesto en las becas comedor de escolares, que pasa de 750.000 a 900.000 euros, la ampliación de los presupuestos, o la renta social, que tramita ya 250 peticiones, después de un lento arranque. El alcalde insistió en la faceta social asegurando que en A Coruña, “a ninguén se lle corta a auga e a luz por pasar apuros económicos”. 
El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, recordó su plan de incrementar el parque de viviendas municipal (407, a día de hoy) a través de un concurso público y de regenerar edificios en las zonas de especial protección de la ciudad, con una partida total de 2,2 millones de euros. Varela no perdió la oportunidad de reprobar las políticas urbanísticas de anteriores gobiernos: "Sábeme mal, porque é ilusionante estar aquí”. 
El edil de Movilidad, Daniel Grandío, anunció, por su parte, que potenciará el carril bici. 
Todos los concejales que intervinieron parecieron compartir emoción, animados por los aplausos del público, aunque no todos hablaron: ni la de Igualdad, Rocio Fraga, ni el de Cultura, José Manuel Sande, ni el de Empleo, Alberto Lema. “Podíamos falar de todo iso, pero a todo hai que poñerlle fin”, concluyó Ferreiro. n