• Lunes, 26 de Septiembre de 2016

La Marea buscará otra ubicación a los manteros que ocupan la calle Real

El Gobierno local tiene previsto acabar con los manteros que ocupan a diario la calle Real para vender todo tipo de productos. Así se lo comunicó ayer a la Asociación Zona Comercial Obelisco, de la que partieron las quejas que han acelerado la actuación.

La Marea buscará otra ubicación a los manteros que ocupan la calle Real
Los vendedores ambulantes también generan malestar entre los vecinos de la zona	patricia g. fraga
Los vendedores ambulantes también generan malestar entre los vecinos de la zona patricia g. fraga

El Gobierno local tiene previsto acabar con los manteros que ocupan a diario la calle Real para vender todo tipo de productos. Así se lo comunicó ayer a la Asociación Zona Comercial Obelisco, de la que partieron las quejas que han acelerado la actuación. Según los empresarios, el Ayuntamiento tiene previsto buscar otra ubicación para que se instalen sin molestar a los negocios que trabajan de forma legal.
La venta ambulante de carácter ilegal en el centro tiene los días contados. El presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, anunció esta noticia ayer después de mantener un encuentro con el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, y la concejala de Igualdad y Diversidad, Rocío Fraga.
La reunión llegó después de que los empresarios hubiesen protestado durante todo el verano por la mala imagen de la ciudad que se estaban llevando los turistas, que lamentaron la proliferación de los manteros en numerosos establecimientos.
“La protesta viene de hace décadas pero en verano, o en invierno cuando hace buen tiempo, la cosa empeora”, critica Amor, que asegura que también los vecinos sufren las molestias.
En los comercios se quejan de que los vendedores ambulantes se colocan delante de sus escaparates y aprovechan su luz, mientras que los residentes tienen problemas para acceder a sus portales con normalidad. Por ello el colectivo se muestra satisfecho con la respuesta.
“Nos han dicho que se dan cuenta del problema y que, después del trabajo de integración a través del cheque social, el paso siguiente es la recolocación en otro lugar”, incide el representante del sector. Como idea les han propuesto los Jardines de Méndez Núñez, aunque el Gobierno local no ha aclarado dónde los situará.
Si bien es cierto que ejercen su trabajo de forma ilegal, desde María Pita “entienden que lo de la ilegalidad les corresponde a la Policía Nacional y a la Guardia Civil”. Según Rocío Fraga el objetivo es “avanzar nas alternativas laborais destas persoas, tanto de actividade como de ubicación” y, para ello, están conversando con los propios interesados.