• Martes, 21 de Noviembre de 2017

La Marea anuncia otro centro para los sintecho después de rechazar Micasita

Pocos días después de dar por descartado el proyecto Micasita para acoger a sintecho el Gobierno local anuncia que tiene prevista la apertura de un centro similar, que se sumará al que está en funcionamiento desde el pasado mes de junio.

La Marea anuncia otro centro para los sintecho después de rechazar Micasita
El centro Abeiro se encuentra en Orillamar después de que se descartase su ubicación en el centro cívico del barrio | pedro puig
El centro Abeiro se encuentra en Orillamar después de que se descartase su ubicación en el centro cívico del barrio | pedro puig

Pocos días después de dar por descartado el proyecto Micasita para acoger a sintecho el Gobierno local anuncia que tiene prevista la apertura de un centro similar, que se sumará al que está en funcionamiento desde el pasado mes de junio.
La encargada de darlo a conocer fue Silvia Cameán. La concejala de Justicia Social explicó que el nuevo espacio será parecido al que lleva funcionando varios meses en Orillamar.
Esta novedad se produce pocos días después de que la propia Cameán descartase seguir adelante con el proyecto Micasita, del Hogar Sor Eusebia. La iniciativa de la institución preveía construir una veintena de módulos para dar resguardo a las personas que habitualmente duermen en las calles de la ciudad.
La concejala señaló que “neste momento non toca” retomar el proyecto del Hogar Sor Eusebia y que se llevaría a cabo cuando se produzca un “clima adecuado” para ello.
Las palabras de Cameán están relacionadas con las protestas que se produjeron durante el pasado mes de abril en Eirís después de que el Gobierno local anunciase que este barrio era el elegido como emplazamiento para Micasita.
El Ayuntamiento terminó descartando esta posibilidad después del rechazo mostrado por los vecinos y se dio un tiempo para buscar una alternativa que no llegó. Otras dos parcelas municipales fueron ofrecidas al Hogar, pero el proyecto no se llegó a concretar para ninguna de ellas por diferentes motivos.

Cambios
En un principio, el Hogar Sor Eusebia tenía previsto llevar a cabo esta iniciativa en un terreno de su propiedad, aunque después surgió el ofrecimiento por parte del Consistorio. Ahora, el director de Micasita, Diego Utrera, asegura que en sus planes continúa la previsión de seguir adelante con esta iniciativa aunque sea en un espacio de su propiedad.
Las protestas vecinales en torno a Micasita no fueron las únicas y el centro Abeiro también tuvo que ser reubicado por la misma razón. La idea inicial del Gobierno local era que se llevase a cabo en el centro cívico de Orillamar, posibilidad que terminó siendo descartada porque coincidía con determinadas actividades infantiles. Esta situación provocó las quejas de los padres y la posterior rectificación.
Finalmente, el espacio con capacidad para acoger a trece sintecho durante las noches se trasladó de lugar, aunque no de barrio. Desde junio está en funcionamiento en un punto cercano.
Silvia Cameán explicó que este espacio está “funcionando moi ben” y que supuso un “éxito” a la hora de reducir el número de personas que pasan la noche en la calle.
De ahí que ahora el Gobierno local se decante por la apertura de un nuevo centro que contará con características similares al de Orillamar, aunque la concejala no quiso aportar más detalles sobre este proyecto.
Así, no dio más información sobre una posible ubicación para este nuevo refugio para sintecho, que en cualquier caso no vería la luz antes de 2019.
En la propuesta de reparto de los fondos de la Estrategia Integrada de Desarrollo Urbano Sostenible (Eidus) esta iniciativa cuenta con 523.200 euros, de los que más de medio millón están previstos para el año que viene y el resto para 2019.

Cifras
La concejala de Justicia Social explicó la semana pasada que el centro Abeiro, que acoge a una media de trece usuarios por noche, había contribuido a reducir el número de personas que duermen en la calle.
De esta manera, explicó que los servicios municipales calculan que en la ciudad existe alrededor de una quincena de sintecho en la actualidad, aunque la cantidad sufre variaciones constantes debido a diversas razones. Una de ellas es que algunos indigentes acostumbran a moverse de una ciudad a otra, lo que dificulta calcular su cifra exacta.