El mal tiempo y la llegada de la Navidad colapsan el tráfico en las zonas comerciales

Los embotellamientos en Marineda City inmovilizaron a miles de conductores | javier alborés

Trabajadores y compradores se quedaron inmovilizados en Marineda City por los graves atascos

La de ayer fue la primera jornada en la que se vivieron los típicos embotellamientos que suelen indicar la proximidad de la Navidad: desde las once y media de la mañana, el flujo constante de vehículos hacia la plaza de Lugo bloqueó el centro. Poco después ocurrió lo mismo en el complejo comercial de Marineda City. Por la tarde, la situación empeoro aún más, con todos los accesos, tanto desde la Tercera Ronda como desde la carretera de Baños de Arteixo, bloqueados por largas filas de vehículos que se dirigían al centro comercial.
La situación se agravó en parte por el mal tiempo reinante ayer, con continuos chaparrones que incitaron a la mayoría a ponerse detrás del volante. Llegar a los centros comerciales no era fácil, pero comprar tampoco: estaban abarrotados. “En Cuatro Caminos había que hacer cola para pagar, Y eso que tuve que esperar a que dejaran una plaza libre en el párking”, comentó una usuaria.
En Marineda City, la congestión no se alivió ni siquiera al mediodía. “Fui pensando que habría mucha menos gente y parecía que regalaban las cosas”, comentó una afectada. Aunque el enorme aparcamiento subterráneo del centro comercial tardó en llenarse, las tiendas ya estaban todas desbordadas entre la dos y las tres de la tarde y la situación no dejó de empeorar hasta la hora punta, que llegó a las seis de la tarde, cuando ya era imposible circular por los alrededores más que en primera, centímetro a centímetro.
A pesar de ello, aún hubo espacio para aparatosos accidentes de tráfico: la Policía Local registró a las siete y veinte de la tarde el vuelco de un vehículo que viajaba por la Tercera Ronda en dirección salida de la ciudad. Cuando se encontraba a la altura del desvío de Marineda City, el turismo chocó contra la mediana y acabó volcado sobre la calzada, en el carril de la izquierda.
El conductor resultó herido, aunque de carácter leve. Mientras era atendido, la Policía Local solicitó rápidamente una ambulancia, ante el peligro de que se provocara un colapso en la vía. También fue necesario solicitar la asistencia de los bomberos para limpiar la calzada, que se había vuelto peligrosa al tránsito.
La semana próxima
Es muy posible que los embotellamientos se repitan a diario en los próximos días, tanto por el puente como el hecho de que se mantendrá la inestabilidad meteorológica, pero según fuentes municipales, no será hasta la semana que viene que la Concejalía de Seguridad Ciudadana ponga en marcha el dispositivo especial de  tráfico  de Navidad.
Una vez establecido, lo habitual es que se prolongue hasta el próximo 7 de enero. La planificación implica que una media de cien agentes patrullarán las calles en este dispositivo navideño entre el turno de mañana y el de tarde en el entorno de los polos comerciales de la ciudad, para evitar fenómenos con la doble fila.
En él participan todas las unidades del cuerpo del 092, especialmente la Unidad de Tráfico (Atestados, Disciplina Vial y Sala de Pantallas), que contará con el refuerzo del personal y patrullas del resto de unidades operativas, como las de motos. l