• Martes, 30 de Agosto de 2016

Los juicios rápidos de tráfico caen a la mitad por la “huelga” policial

En lo que va de verano, en los juzgados se viene registrando un llamativo descenso en el número de juicios rápidos, que se ocupan de resolver sobre todo delitos contra la seguridad vial. Solo en la última semana de julio, la media cayó de 25 a 12 en un fenómeno relacionado con la actitud que están adoptando los agentes de Tráfico tras el anuncio del Gobierno central de que les recortan sus pagas. La asamblea de la Policía Local aconsejó hace unas semanas  a los agentes a través de su página web que trabajaran “o mínimo obrigatorio”.
Los juicios rápidos de tráfico caen a la mitad por la “huelga” policial
Una patrulla de la Policía Local, durante una prueba de alcoholemia	javier alborés
Una patrulla de la Policía Local, durante una prueba de alcoholemia javier alborés

El verano es una época temida por los responsables de Tráfico porque combina desplazamientos y fiestas donde se consumen bebidas alcohólicas. Y sin embargo, los juzgados han venido notando desde el mes pasado un brusco descenso en los juicios rápidos. Por este procedimiento se suelen resolver los casos de delitos menos graves contra la seguridad vial, como las alcoholemias. A juzgar por las cifras, estos delitos han caído sensiblemente en A Coruña desde principios de verano. En la última semana del mes de julio, la media se desplomó de los 25 o 30 asuntos habituales a solo 12. Es decir, menos de la mitad.

La mayoría de estos trámites se encargan de delitos contra la seguridad vial,
como alcoholemias

Aunque las causas pueden ser diversas, fuentes de los cuerpos de seguridad que se encargan de Tráfico, Policía Local y Guardia Civil, apuntan más bien a un descenso del rendimiento de ambos cuerpos como consecuencia de los profundos recortes que han sufrido por parte del Gobierno de Mariano Rajoy y que han sentado muy mal en un colectivo que ya se sentía maltratado por anteriores medidas. La asociación profesional de la Policía Local anunciaba tras su asamblea del 31 de julio que los agentes municipales trabajarían o “mínimo obrigatorio”.

 

iniciativa sin sentido

Como señalaba en un escrito el presidente de la asociación, Manuel Aceña, “a iniciativa persoal deixa de ter sentido cando dende o goberno central e municipal se perxjudica a todo o colectivo policial”. Pero la decisión que tomó la asamblea no hacía más que ratificar una medida que habían tomado la mayoría de los agentes municipales, desanimados por la desaparición de la paga de Navidad, a la que viene a sumarse la pérdida de otros derechos, como el del seguro privado, y la propia asociación profesional reconoce que el descenso del rendimiento del 092 podría ser una de las causas del desplome de los juicios rápidos relacionados con la seguridad al volante.

Algo parecido ocurre con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña, pero en su caso puede deberse más bien a los recortes de medios materiales. Según fuentes de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), en el mes de julio se han tenido que suspender varios controles por falta de etilómetros. Es un dato relevante porque en el área metropolitana se llegan a realizar cerca de 600 controles al mes, lo que UniónGC calificó en su día de “campaña de alcoholemia permanente”. En un día normal circulan por el área metropolitana diez vehículos de la Agrupación de Tráfico (cinco por la mañana y cinco por la tarde) y todas las patrullas tienen que realizar por lo menos dos controles en su turno. Es decir, 20 al día. Sin embargo, la falta de aparatos habría reducido el número de pruebas, dejando de hacerse dos al día.

Eso no quiere decir que los agentes cierren los ojos ante las infracciones peligrosas como los conductores que duplican la tasa de alcoholemia. “Nosotros no perdonamos los delitos contra la seguridad vial”, señalan. Simplemente, detectan menos en las últimas semanas. n