• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Los expertos sitúan en la coordinación la clave de la eficacia del futuro del monte

La asociación naturalista Castaño y Nogal presentó ayer en A Coruña su programa de actividades para la recuperación y desarrollo del rural gallego.
Los expertos sitúan en la coordinación la clave de la eficacia del futuro del monte
Numerosas personalidades asistieron al acto de homenaje de los miembros de honor 	javier alborés
Numerosas personalidades asistieron al acto de homenaje de los miembros de honor javier alborés

  La asociación naturalista Castaño y Nogal presentó ayer en A Coruña su programa de actividades para la recuperación y desarrollo del rural gallego. La entidad, que está formada por miembros de distintos sectores que residen en A Coruña, puso en marcha en 2010 unos campos de trabajo en la parroquia de Quintá da Cancelada (en el municipio lucense de Becerreá). Un proyecto en el que se han involucrado más de una veintena de voluntarios de 16 países de todo el mundo y que este año celebra su tercera edición.

El trabajo de estos voluntarios, entre los que también figuraban cooperantes de A Coruña y de la propia zona, se centra especialmente en la construcción de una ruta de senderismo en las inmediaciones del río Donsal, con una longitud aproximada de 16 kilómetros. Los jóvenes, que en su mayoría son estudiantes y profesores de universidad, además de trabajar en la recuperación medioambiental, tuvieron la oportunidad de conocer la cultura y costumbres gallegas. “El desbroce y la limpieza de la ruta era uno de los objetivos del campo de trabajo, pero también queríamos que los chicos interaccionasen con las gentes de la zona a través de actividades típicas y visitasen otros puntos de Galicia, como A Coruña o Santiago”, explicó el presidente de la asociación, Antonio Álvarez,

El portavoz destacó la implicación de los participantes: “Lo que han hecho es impagable, pues han sacrificado su período de vacaciones para venir a trabajar a una aldea perdida de Galicia”. Este verano, en agosto, se organizará un nuevo campo de trabajo que cuenta con diez plazas y en el que ya se han inscrito seis personas.

Protección del medio > Como entidad defensora del rural gallego, en Castaño y Nogal también han valorado la situación general de los bosques y montes de la comunidad y los programas de prevención de incendios. Unos de los miembros de la asociación, Julio López Mouriño, aseguró que los recortes aplicados por la crisis no tienen por que minimizar las acciones de prevención y apuntó a la buena coordinación como la clave para luchar contra los incendios.

“La financiación es un tema clave, pero la coordinación de los medios personales y materiales es un asunto más trascendental a la hora de conseguir una eficacia en materia de extinción de incendios”, subrayó López Mouriño, que es arquitecto y coordinador de los campos de trabajo.

La propia entidad desarrolla su trabajo sin recibir ningún tipo de ayuda pública, y solo cuenta con la colaboración de los asociados y algunas empresas gallegas.