Los comerciantes del Obelisco prevén “un repunte de negocios” en primavera

Aunque las ventas no van tan bien como sería necesario, al menos parece que empieza a reflotar el interés de los emprendedores por instalar sus negocios en el centro de la ciudad.
Los comerciantes del Obelisco prevén “un repunte de negocios” en primavera
Algunos operarios no paralizaron las reformas de comercios ni por la huelga general	susy suárez
Algunos operarios no paralizaron las reformas de comercios ni por la huelga general susy suárez

Aunque las ventas no van tan bien como sería necesario, al menos parece que empieza a reflotar el interés de los emprendedores por instalar sus negocios en el centro de la ciudad. En los últimos días un paseo por la calle Real y su zona de influencia permite ver que algunos bajos comerciales que carecían de inquilinos están en pleno proceso de reforma para abrir al público en las próximas semanas. La Asociación Zona Comercial Obelisco estima que unos seis establecimientos podrían abrir en esta primavera.

El anuncio de reapertura de algunos locales vacíos del centro de A Coruña ya no es solo un rumor pues, aunque no se sabe todavía qué o quién se instalará en cada uno, ya se ven obras de acondicionamiento en unos seis inmuebles. De hecho algunos obreros ni siquiera pararon ayer, día de la huelga general.

Unos cierran pero otros se están lanzando a la aventura de montar un negocio. Lo dicen desde la Asociación Zona Comercial Obelisco, cuyo presidente, Antonio Amor, explica que hay dos reformas en proceso en la calle de San Andrés y otras tres en la calle Real, el centro neurálgico de las compras en A Coruña. Además, en la calle Bailén se prepara otra apertura al público.

La mayoría de los arrendatarios han decidido tapar los escaparates para que el lavado de cara sea una sorpresa hasta el último momento pero ayer se podía ver a algún obrero trabajando con varios sacos de yeso y tablones de madera en el interior de uno de los inmuebles.

Amor, aunque conocedor de especulaciones de todo tipo sobre el negocio que se va a instalar en cada comercio, prefiere no lanzarse a adivinar y asegura que “venga lo que venga” estarán satisfechos por recuperar un poco de la vida comercial que ha ido perdiendo la zona desde el inicio de la crisis. “Esta primavera habrá un repunte de locales nuevos”, afirma, e insiste en que están “encantados” con que por fin abra alguien aunque sea competencia. El número podría aumentar si en los próximos meses algún otro empresario se anima. No en vano, cuanta más oferta y actividad haya, más probable será que se incrementen los clientes que acuden a la zona para hacer sus compras.

Algún cierre > Las buenas noticias respecto a algunos bajos comerciales que llevaban meses sin abrir sus puertas, para Amor “no quitan que desgraciadamente otros locales cierren por adelantos de jubilaciones” o porque sus propietarios “no pueden aguantar más” con la caída paulatina de la facturación.

Sin embargo, el representante de los comerciantes razona la situación y asegura que al menos ahora los establecimientos vuelven a entrar en el mercado de los alquileres cuando antes no había ningún tipo de movimiento para crear una nueva tienda.