2:18 h. Miércoles, 26 de noviembre de 2014

 

Las predicciones apuntan a que las lluvias de la primavera no acabarán con la sequía

| Actualizado 17 Marzo 2012 - 02:20 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Aunque Cecebre es de los que mejor soportan la situación, los síntomas son ya evidentes.	efe / cabalar
Aunque Cecebre es de los que mejor soportan la situación, los síntomas son ya evidentes. efe / cabalar

“Un invierno frío y extremadamente seco”. Esa es la principal conclusión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) respecto a la evolución del clima en Galicia durante los últimos tres meses. La delegación territorial de la Aemet dio a conocer ayer el balance trimestral que revela que la escasez de precipitaciones que viene arrastrando la comunidad –y en general toda España– se ha acentuado en los meses de invierno, donde apenas se ha alcanzado el 30% de los índices normales de lluvia. Tan solo diciembre ha registrado valores cercanos a lo habitual, con 121,7 litros por metros cuadrado en A Coruña.

Precisamente, en ese mes tuvo lugar el último de los temporales de la temporada (el día 17) con precipitaciones importantes. “Pero tanto enero como febrero han sido meses muy secos”, señaló el portavoz de la Aemet en Galicia, Francisco Infante. “Febrero es el mes más seco desde que se tienen registros”, apuntó en meteorólogo. De hecho el mes pasado, en la zona de A Coruña, solo llovió seis días, mientras que en enero fueron 17 y en diciembre 21. En total 44 días, que están muy lejos de los registros habituales para esta época del año.

Y todo apunta a que la tendencia climática de los próximos meses no reparará la sequía gestada durante el último año. “Los pronósticos para la primavera no aportan gran información porque no se aprecian tendencias significativas”, lamentó Infante. Según el delegado de la Aemet esto se traduce en que el período de abril a junio “tiene apariencia de resulta normal en cuanto a régimen de precipitaciones”.

La cuestión es que las lluvias primaverales podrían no ser suficiente para paliar la sequía que atenaza a Galicia y la mayor parte de España. “Si hay un régimen de precipitaciones normales hasta el otoño recuperaremos algo, pero el caso es que tendría que seguir lloviendo el resto del año, ya que con la primavera sola no nos va servir”, explicó Infante. “Lo importante ahora es se invierta la tendencia, porque la falta de lluvias va a acabar impactando en todo el sistema hidrológico”, apostilló.

Más de 300 litros > El delegado de la Aemet calcula que para comenzar a revertir esta situación de sequía será necesario que durante los próximos meses se acumulen precipitaciones en torno a los 350 litros por metro cuadrado en el área coruñesa. Un pronóstico que, de momento, parece no estar cumpliéndose en el corriente mes, que sigue la tónica general de los anteriores. “En los días que llevamos de marzo, las precipitaciones también han sido bastante escasas”, subrayó Infante.

Por otro lado, las previsiones a corto plazo dan lluvia durante el fin de semana en toda Galicia, con precipitaciones que serán de carácter leve, aunque más cuantiosas en la mitad oeste. “Pero el lunes volveremos al anticiclón”, advirtieron en la Aemet.