20:54 h. Viernes, 31 de octubre de 2014

 

La única forma de ir a cien por Monte Alto

| Actualizado 16 Febrero 2012 - 03:30 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Varios miembros de la agrupación amenizaron ayer la tarde de los ancianos de Padre Rubinos	javier alborés
Varios miembros de la agrupación amenizaron ayer la tarde de los ancianos de Padre Rubinos javier alborés

Un segundo premio en el concurso de comparsas del Ayuntamiento podría saber a poco o, por el contrario, ser toda una novedad. En el caso de Monte Alto a 100 supone una muesca más en el extenso currículum de la comparsa más veterana de A Coruña. “El año pasado ya nos llevamos el primer premio, así que nos parece lógico que en esta edición quedásemos de segundos”, comenta el vicepresidente de la agrupación, Rafael Cobo.

“Las comparsas tienen que llevar alegría a todos los ciudadanos”, señalan desde Monte Alto a 100

Cobo señala que para los miembros de Monte Alto a 100, lo importante es llevar el buen humor de sus canciones a todos los coruñeses, incluidos los miembros del consistorio municipal, que este año se han convertido en protagonistas de sus satíricas letras. De esta forma, en una de las piezas que presentaron en el concurso, la comparsa relata las “peripecias” de Negreira, Barcón, Losada y compañía tras las elecciones del 22-M. “Al principio de cada año empezamos a recopilar datos de las cosas que han pasado a nivel nacional y nos pareció un buen tema la victoria del PP en las municipales”, explica Cobo, quien destaca la labor del letrista de la agrupación, Plácido Ínsua.

El vicepresidente de Monte Alto a 100 asegura también que, hasta el momento, se han encontrado con la complicidad y el buen entendimiento de los miembros del gobierno local: “Ya le advertimos a la concejala de Cultura –Ana Fernández– que tenía que encajar ciertos golpes, porque consideramos que nuestra misión es tirarle un poquito de las orejas a todos los políticos”. “Pero se lo han tomado todos muy bien y nos han dado su apoyo”, añade Cobo.

Además de la política, la situación de las cajas de ahorros ha sido objeto de la sátira de estos veteranos comparsistas que llevan más de quince años al pie del cañón. “Empezamos un grupo de amigos que íbamos disfrazados en diferentes charangas y decidimos juntarnos para formar una comparsa mejor organizada”, recuerda Cobo.

Lo cierto es que Monte Alto a 100 poco tiene que envidiar a las célebres chirigotas de Cádiz y para muestra está la apretada agenda que tienen durante estas dos semanas. “Desde que empezamos el viernes hasta el día 23 es un no parar”, afirman. Las calles de los vinos, los mercados municipales, el velatorio de la sardina en el bar Pardillo y el día grande que llegará con el desfile en la calle de la Torre, “porque Monte Alto es, con respeto a otras zonas, la cuna del Carnaval coruñés”, afirman con orgullo desde la comparsa que ha tomado el nombre del barrio.

 

Actuación emotiva > Y frente a ese intenso trajín de pasacalles y escenificaciones de obras satíricas, los miembros de Monte Alto a 100 también tienen tiempo para llevar el espíritu del Carnaval a aquellos que no tienen la oportunidad de salir a la calle para disfrutarlo. Por eso, en cada edición, organizan un pequeño recorrido por diversos centros geriátricos de la ciudad. “Como ya dijimos, la comparsa tiene que llevar la alegría a todos los ciudadanos y para nosotros resulta muy emotivo visitar a las personas mayores y obsequiarles con algunas canciones de su tiempo”, señala Cobo. Buena muestra de ello, la dieron ayer con una actuación en la residencia de Padre Rubinos, donde ningún anciano se quedó sin su copla carnavalera.