1:49 h. Martes, 23 de diciembre de 2014

 

La doble fila toma las calles al tiempo que aumentan las multas de la ORA

| Actualizado 07 Julio 2013 - 02:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
coches aparcados en doble fila en la calle de alfredo vicenti quintana
coches aparcados en doble fila en la calle de alfredo vicenti quintana

Moverse por A Coruña es cada vez más difícil. La principal lacra de la ciudad, la doble fila, se ha convertido en un mal permanente, que lejos de mejorar, se consolida en algunas zonas del municipio. Fernando Macías, General Sanjurjo, Juan Flórez, la ronda de Outeiro, Manuel Murguía,... Son solo algunas de las calles en las que resulta imposible circular por el carril de la derecha, siempre ocupado por algún vehículo.
El problema no se queda aquí. Tanto vecinos como conductores coinciden a la hora de asegurar que, pese a que se pueden encontrar vehículos mal aparcados en prácticamente todas las calles, cuando llaman a la Policía Local esta tarda demasiado tiempo en acudir, por lo que el servicio acaba resultando poco efectivo.
No ocurre lo mismo con el estacionamiento en las plazas de la ORA, donde los agentes llevan cada vez un control más estricto de las rotaciones. No resulta extraño ver cómo la grúa y el 092 actúan de forma rápida con los vehículos estacionados en las plazas azules que o bien no han abonado la tarifa correspondiente, o han superado el tiempo límite por el que pagaron para poder dejar el vehículo.
Muchos vecinos y comerciantes se quejan de que los agentes están más pendientes de este tipo de infractores que de aquellos que obstaculizan la circulación dejando sus vehículos en doble fila.
La prueba de este mayor incremento de la vigilancia en la ORA puede verse reflejada en los números de la Policía Local. Desde 2009, el 092 triplicó las denuncias por infracciones de la ORA. Así, el año pasado se llegaron a las 1.685 denuncias por este motivo, frente a las 481 que se impusieron en 2009. A esto se suman los 558 vehículos que fueron retirados por la grúa el año pasado por incumplir la ordenanza que regula el estacionamiento en las plazas azules. Solo en el mes de marzo la grúa se llevó 91 coches.

Déficit
El problema del servicio de la ORA y la grúa es que la concesión no ha dejado de generar déficit desde 2008. El contrato, del que se encarga Doal desde mayo de 2005, le cuesta al Ayuntamiento cada año 3,5 millones, sin contar las pérdidas de la compañía a las que debe hacer frente el gobierno local: más de 2,8 millones de euros desde 2008.
La concesión tiene una duración de diez años, y por el momento en la administración municipal no están dispuestos a interrumpir el contrato antes de que se agote el plazo. Para maquillar los números del servicio, el Ayuntamiento decidió optar por la mejora de la rotación en las plazas, y por la creación de nuevos estacionamientos.
Esas medidas encaminadas a incrementar la recaudación de la ORA dieron como resultado unos ingresos en 2012 de 2,3 millones de euros, lo que representa un 16% más que en 2011, con dos millones de euros. Parte del incremento de esa recaudación es consecuencia de la actuación de la Policía Local, que espera que poco a poco los conductores se conciencien de la necesidad de cumplir las normas en los estacionamientos regulados.