21:29 h. Martes, 16 de septiembre de 2014

 

La Ciudad Vieja se revitaliza con un boom de aperturas comerciales

| Actualizado 05 Julio 2013 - 02:32 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
coruã‘a
coruã‘a

La crisis acecha a cada negocio, pero los empresarios dispuestos a enfrentarse a la situación y salir victoriosos son legión. Al menos en la Ciudad Vieja, donde en los últimos tiempos se ha experimentado un boom de aperturas comerciales que hace pensar en la revitalización empresarial de la zona.
Desde locales de hostelería a galerías de arte, cada vez son más los espacios que abren sus puertas en el casco histórico. Más de una docena de nuevos establecimientos que se suman a otros dos que se han hecho un lavado de cara. Estos últimos son el Virtudes, en la calle de Veeduría, y el local de la agrupación musical Albéniz, que comparte con The Room en la plaza de Azcárraga. Un espacio multidisplinar como el recién inaugurado en la calle de las Damas, Zlick.
El recorrido por el emprendimiento comienza en la casa Molina, con la apertura de la heladería Puerta Real.
Los ultramarinos han encontrado su público en la calle de las Damas y en la plaza de la Constitución, donde El Badulaque se ha convertido ya en un referente entre los vecinos. La hostelería, el sector más asentado en la zona, se afianza con el café Bistró, en la calle Santiago; El Bajo, en la plaza de la Constitución; la vinoteca La Mercería, en la calle del capitán Troncoso; el restaurante El Descansillo, en la cuesta del Rosario; y el pub GabbaGabba. Han abierto el camino a otros que prevén ofrecer sus servicios en breve. El que fue El Consulado, la tetería de la calle de San Francisco y la antigua cafetería María Pita están en obras para reconvertirse en nuevos locales de ocio, así como un bajo en la calle de Santo Domingo cuyo propietario está ampliando su negocio en la ciudad.
El arte también tiene su lugar en el casco histórico. En El Rosario funciona desde hace poco el taller de escritura Polisemias. Y en la calle de Santo Domingo abrirá su estudio-galería el reconocido pintor Jesús M. Monzón. Los arquitectos de la Casa da Fariña, en la plaza de Azcárraga y la tienda especializada en hockey TDC Skate&Roller de la calle de Santo Domingo completan un abanico de negocios que imprimen nueva vida a la zona.
La Asociación Comercial y Empresarial del Casco Histórico (Aceca) celebra este aluvión de actividad, pero reclama, no obstante, un plan integral de dinamización comercial que dé el empuje definitivo a la zona.

pepri
Aceca ha manifestado en repetidas ocasiones al gobierno municipal su desacuerdo con las actuaciones del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) que afectan al casco histórico. Considera que el proyecto de rehabilitación de los bajos de los edificios en garajes supone un perjuicio al comercio; la falta de locales comerciales haría de la Ciudad Vieja una zona exclusivamente residencial, explica.
La asociación entiende que el impulso de las aperturas comerciales necesita estar acompañado por una serie de condiciones como la peatonalización de la zona y la solución de los problemas de movilidad e infraestructuras.
Apunta que la mayoría de las aperturas corresponden a hostelería y despachos profesionales y confía en que el comercio sea el próximo en experimentar un boom en la Ciudad Vieja.