13:10 h. Domingo, 21 de diciembre de 2014

 

La base logística tendrá de inicio tres hectáreas en el área de graneles líquidos

| Actualizado 11 Agosto 2012 - 05:36 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Langosteira aspira a convertirse en el nuevo distribuidor de crudo en europa 
el centro de distribución de hidrocarburos estaría situado al lado de la futura terminal de repsol
Langosteira aspira a convertirse en el nuevo distribuidor de crudo en europa el centro de distribución de hidrocarburos estaría situado al lado de la futura terminal de repsol

La galería de graneles líquidos de punta Langosteira ya tiene confirmado su primer ocupante, lo que, sin duda, dará un empujón a la marcha de los trabajos en la dársena. La estructura, que se emplaza en el muelle exterior, costará 30 millones de euros, según recoge el plan de inversiones del Puerto. Del importe total está previsto gastar un millón este año para el proceso de licitación (que, según confirmó Enrique Losada, estará “en breve”) y otros 20 millones, que se distribuirán entre 2013 y 2014. La obra consiste en construir una zona de acceso para las tuberías que transportarán el crudo y otros derivados desde los pantalanes del dique principal a los depósitos de las terminales petroleras, que se instalarán al principio de la estructura y en la zona de las explanadas más pegada a tierra.

Dentro de la amplia superficie de Langosteira, 146 hectáreas disponibles ahora, Pemex ha solicitado ocupar, de momento, tres. Una cifra que supone menos de las doce que ofreció la Autoridad Portuaria en un primer momento, pero que podría completarse a medida que avance la inversión de la compañía mexicana hasta los 57 millones de euros previstos. Los terrenos irán situados junto a otras 24 hectáreas destinadas a Repsol, cuyo traslado podría confirmarse en la próximas semanas.

La superficie terrestre se complementará con la construcción de los cuatro pantalanes petroleros, que se prevén ejecutar en paralelo al dique principal y de forma que se pueda atracar por ambos lados. En total, el Puerto proyecta diez puntos de amarre para buques con carga de petróleo crudo y refinados, aunque está prevista su ejecución por fases a medida que las operadoras los soliciten.

 

punto de encuentro

Las instalaciones que ofrece el Puerto Exterior parecen haber convencido a los directivos de Pemex, una empresa que, siendo cuarta en el sector a nivel mundial, requería una infraestructura de gran calado. No en vano, la actual base logística de la compañía en Europa está situada en Rotterdam (Holanda), uno de los principales puertos del continente.

Además de su situación en el “top” internacional de las petroleras, Petróleos Mexicanos pasa por ser la compañía más importante de América Latina, en dura competencia con otras empresas de países de gran riqueza petrolífera como Venezuela o Brasil. Pero la mexicana mantiene su primer puesto con unas ventas que generan de media 40.000 millones de euros al año (cifras de 2010) y da trabajo a más de 150.000 personas. En el país azteca, Pemex cuenta con 7.300 pozos petrolíferos y 233 plataformas marinas.

El gran objetivo de la compañía es ahora implementar su internacionalización para dar un impulso a sus exportaciones, muy limitadas por la falta de presencia en el exterior. La estrategia de Pemex estará basada en el “blending”, es decir, en la mezcla de crudos procedentes de México, por un lado, y de Oriente Medio, por otro. Punta Langosteira será el punto de encuentro de estos graneles y el lugar donde se llevarán a cabo las mezclas.

“Con este blending de gasolinas que están pensando en hacer, se calcula que entre el 33% y el 35% de las importaciones que efectuará México se van a realizar en el Puerto Exterior”, apuntaba ayer el presidente de la Autoridad Portuaria. Losada ya había explicado otras veces que la presencia de Pemex en Langosteira no será competencia para Repsol, puesto que la refinería se dedica a la transformación de crudos, no a la mezcla. n