• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Kaiser Chiefs toman rumbo “noroeste” para deleitar al público con hits de ayer y de hoy

El termómetro se acaloró para la primera jornada del 31 Festival Noroeste en Riazor, que comenzó con Cía Campillo tocando para un público todavía en bikini que fue abandonando sus parcelas toalleras para acercarse tímidamente al escenario y botar con The Riggos, que “apunkiezaron la velada” y presentaron pildoritas de lo que vendrá en septiembre. 

Kaiser Chiefs toman rumbo “noroeste” para deleitar al público con hits de ayer y de hoy
La playa vivió una primera velada con Cía Campillo, The Riggos, Surfin´Bichos y Kaiser Chiefs | QUINTANA
La playa vivió una primera velada con Cía Campillo, The Riggos, Surfin´Bichos y Kaiser Chiefs | QUINTANA

El termómetro se acaloró para la primera jornada del 31 Festival Noroeste en Riazor, que comenzó con Cía Campillo tocando para un público todavía en bikini que fue abandonando sus parcelas toalleras para acercarse tímidamente al escenario y botar con The Riggos, que “apunkiezaron la velada” y presentaron pildoritas de lo que vendrá en septiembre. 
La representación gallega del cartel no defraudó y en pequeñas entregas los espectadores se llevaron la esencia de unos y de otros para saludar a la noche con Surfin’ Bichos, que tocaron con la misma bahía de fondo que hace 25 años los temas de “Hermanos Carnales”, su trabajo más atemporal, que les hizo volver a ser punkies de forma natural. Sin forzar. Y así, entre canciones rabiosas, la gente aceleró el ritmo. Volvió a los 90 y le sacó jugo a un repertorio que los albaceteños voltearon sobre la arena. Lo recorrieron de pé a pá, algo insólito porque entre el conjunto, había temas que nunca se vistieron de directo. 
E igual que antaño, los de Fernando Alfaro se dejaron arrastrar por ellos junto a los que cubrieron el arenal con su presencia. En una playa que esperaba nerviosa la llegada de Kaiser Chiefs para traer el power pop, post-punk, new wave y, sobre todo, el indie rock obrero que les llevó a conquistar los locales de música independientes de su país y de Estados Unidos. Los cabeza de cartel recordaron en directo porqué “Employment” les llevó a la fama. Soltaron al viento sus mejores himnos y Riazor dijo “Ruby” muchas veces para irse hasta el momento actual de la banda, donde se codean con el dance pop electrónico. 
Tras cuatro días entregada a la música sin disfraz, la ciudad se prepara hoy para una segunda entrega sobre suelo blando, con sesiones previas en el Bulevar del Papagayo, donde tocarán Atrás Tigre, a las 13.30 horas, y Wild Honey, a las 14.45 horas. A las 13.45 horas, Alien Tango estarán en José Sellier, seguidos de Malandrómeda, y Bifannah abrirán la veda a las 14.00 horas en Troncoso. Continuarán Terrier. 

De Nigrán a Escocia
Ya en Riazor, Eager Platypus y Boyanja Kostova desentumecerán los músculos como ganadores del XIX Concurso de Bandas e Solistas de CUAC FM en un toma y daca, en el que Ferreiro se sentirá como en “Casa” sobre las diez sin dejar de lado su raza “pirata”. El de Nigrán pondrá el toque popero y The Jesus & Mary Chain subirán los niveles de adrenalina con los temas de “Damage and Joy”, la excusa que les ha devuelto a la carretera, y hits como “Just Like Honey” o “Head On. 
En previsión del público que se concentrará en Riazor, la Policía Local diseñó para ayer y hoy un Plan de Autoprotección que afectará al tránsito de vehículos por el Paseo Marítimo, a partir das 22.00 horas. Se recomienda usar el transporte público, que se reforzará, con servicios búho en ambos sentidos, entre las 23.30 y las 01.30 horas.

David Iñurrieta, de Terrier: “No es mala hora porque aún estamos muy serenos”

Antes de que Iván Ferreiro ponga a rodar “El pensamiento circular” y de que The Jesus & Mary Chain coloquen a Riazor “between planets”, la ciudad podrá vivir el directo de grupos como Terrier, que dispararán a la hora de comer sus canciones más cañeras. 
Tocarán a las 15.15, una hora que al cantante David Iñurrieta le motiva porque “aún estamos muy serenos”. Los madrileños vienen en exclusiva para otorgar a la calle del capitán Troncoso un trozo de repertorio, que irá desde el principio hasta el final de sus existencia con un segundo disco “La plaga”, que copará más espacio que el resto. Aseguran que en el vis a vis son divertidos y que el personal que se debate entre ración de pulpo y calamares se lo pasará bien con ellos de fondo. En un mediodía menos mediodía gracias a los acordes de quienes defienden una forma de hacer música donde engarzan pop y garaje: “Nuestro estilo es bastante mezcladito”, afirma David. l