• Martes, 28 de Marzo de 2017

El Instituto Agra do Orzán critica la prohibición de usar su piscina

El Instituto de Educación Secundaria Agra do Orzán denuncia ser víctima de la prohibición del uso de su piscina por parte de la Consellería de Educación. Según el director del centro, la Xunta podría reclamar a la concesionaria del Complejo Polideportivo Agra I para que mantuviese la entrada gratuita para los alumnos como ocurrió en los últimos 23 años y sostiene que, por alguna razón, no hay interés por colaborar desde el Gobierno gallego.

El Instituto Agra do Orzán critica la prohibición de usar su piscina
El instituto y la piscina están unidos con una pasarela	quintana
El instituto y la piscina están unidos con una pasarela quintana

El Instituto de Educación Secundaria Agra do Orzán denuncia ser víctima de la prohibición del uso de su piscina por parte de la Consellería de Educación. Según el director del centro, la Xunta podría reclamar a la concesionaria del Complejo Polideportivo Agra I para que mantuviese la entrada gratuita para los alumnos como ocurrió en los últimos 23 años y sostiene que, por alguna razón, no hay interés por colaborar desde el Gobierno gallego. Por su parte, el departamento que dirige Román Rodríguez explica que solo se hace cargo de los gastos de aquellos estudiantes que cursan ciclos formativos porque si cubriese los de los niños, tendría que hacer lo propio en el resto de Galicia.
El Consejo Escolar del IES Agra do Orzán y la Xunta, con la empresa Gaia de por medio, se han enzarzado en los últimos días en un debate sobre el uso de la piscina que se construyó en unos terrenos cedidos por el instituto hace décadas. La polémica ha surgido después de que el pasado día 8 la dirección del centro recibiese “la prohibición inmediata del uso de la piscina para el alumnado de ESO y Bachillerato” por parte de la Consellería de Educación tras la decisión de Gaia de empezar a cobrar. 
El director, Miguel Santaolalla, critica que esa orden se transmitiese por teléfono y, tras “insistir mucho”, por correo electrónico. No obstante, la verdadera denuncia está en que, tras 23 años utilizando de manera gratuita las instalaciones –para las que se prestó el espacio– Gaia pretenda ahora ganar dinero a costa de los niños y la Xunta decida cancelar la utilización sin “defender para nada los derechos de los alumnos”. 
“La culpa es de Educación y de Gaia porque llevan en pleitos años y hay convenios raros, con la Fundación para o Deporte Galego, que nos perjudican”, lamenta el también presidente del Consejo Escolar. Recuerda que en su día ya advirtió al Ejecutivo autonómico de que estaban llegando facturas de la adjudicataria por el disfrute tanto de la piscina como del pabellón, que Santaolalla a su vez remitió a las dependencias de Educación. 
El representante de la comunidad escolar entiende que la actitud de Gaia viene derivada de que hay “mucha ocupación en las instalaciones y en el pabellón no importa porque la ocupación es mínima por las mañanas pero los niños sí les molestan en la piscina”.

solo ciclos formativos
Según asegura, en un primer encuentro con la jefatura territorial de Educación para pedir explicaciones les transmitieron que “son los únicos” que disfrutan de un servicio así. Sin embargo, para el director este no es un motivo que se sostenga.    
Sí lo es, sin embargo, para la consellería. “A concesionaria da piscina reclámalle á Fundación Deporte Galego o abono dos importes económicos correspondentes ao acceso do alumnado do IES Agra do Orzán á piscina”, aclararon fuentes de la misma ayer a este diario.
Así recalcaron que “a Consellería só sufraga este tipo de servizo para o alumnado de ciclos como o de Actividades físicas e deportivas, que o precisan para desenvolver o currículo da titulación” y que esto está “garantido”. En este sentido, Santaolalla reconoce que los que continúan siendo aceptados en el complejo son los estudiantes del módulo de Salvamento y Socorrismo. 
“Para o resto do alumnado de ESO e Bacharelato de Galicia non se sufraga o acceso a unha piscina, motivo polo que –dado que a concesionaria decidiu comezar a cobralo–, non se lle pode proporcionar tampouco a partires de agora ao alumnado de ESO e Bacharelato do IES Agra do Orzán”, incidieron. “Facelo sería facer unha diferenza inxusta entre estudantes”, zanjaron.