• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Las incidencias en las playas se reducen en un 30% en lo que va de temporada debido al mal tiempo

El día de ayer, por primera vez en varias jornadas, los coruñeses pudieron disfrutar de una sesión de playa con sol durante unas horas, después de unos días en los que las nubes

Las incidencias en las playas se reducen en un 30% en lo que va de temporada debido al mal tiempo
La playa de San Amaro fue el escenario del rescate más importante ocurrido en lo que va de temporada | patricia g. fraga
La playa de San Amaro fue el escenario del rescate más importante ocurrido en lo que va de temporada | patricia g. fraga

El día de ayer, por primera vez en varias jornadas, los coruñeses pudieron disfrutar de una sesión de playa con sol durante unas horas, después de unos días en los que las nubes y la lluvia, e incluso las bajas temperaturas, hicieron acto de presencia. Pero no todo es malo: el número de incidencias se ha reducido en un 30% con respecto al mismo periodo del año anterior, rondando los 250 incidentes, y si el tiempo se mantiene, también lo harán las estadísticas. El año pasado, se contabilizaron 692 incidencias, un 25% menos que en 2015, según la concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga.
Eso no quiere decir que los socorristas de Move, la concesionaria de este servicio, no hayan tenido que actuar para salvar a bañistas en peligro. El caso más grave tuvo lugar en San Amaro, hace tan solo quince días, cuando un joven de 28 años se lanzó al agua al rescate de un perro. Se da la casualidad, según comentan los propios socorristas, de que no sabía nadar.
“Había un perro al que se lo estaba llevando la corriente y se tiró a rescatarlo”, añaden las mismas fuentes. En ese momento, ya se había lanzado al agua un rescatador para llevar al animal a tierra, pero un segundo socorrista tuvo que acudir en tabla para poner a salvo al espontáneo rescatador, que chapoteaba en el agua.
 

El “escalón” de Riazor
El otro rescate importante, de una persona que se veía arrastrada por la corriente se dio en As Lapas. El resto (hubo dos más), se registraron en la playa de Riazor, aunque los propios socorristas dudan en si denominarlo rescate porque, más que el estado del mar, lo que provocó la alarma fue el famoso “escalón” de Riazor, el provocado por el allanamiento de la duna que protege de los temporales y que tiene lugar pocos días antes del comienzo oficial de la temporada de baño, a mediados de junio.
Así que, por lo menos en dos ocasiones, los socorristas tuvieron que lanzarse al agua para socorrer a gente que había perdido pie. Son actuaciones muy breves, que no revisten dificultad y que no tienen consecuencias más allá del susto. “Normalmente se tratan de turistas, que no conocen el arenal”, comentan fuentes cercanas. Hay que señalar que la Concejalía de Medio Ambiente ha tratado de prevenir esta clase de incidentes instalando nueva cartelería en el Paseo Marítimo, que advierte a los transeúntes de las particularidades de las playas coruñesas. Por lo demás, a pesar del mal tiempo, la asistencia a las playas no es mala y la mayor parte de las incidencias son las habituales: abrasiones, picaduras, golpeas de calor...
 

Hasta el 25 de septiembre
Por delante quedan todavía muchas semanas, porque la temporada no finalizada hasta el 25 de septiembre. Hasta entonces, el dispositivo de socorrismo estará formado por 55 personas (37 de ellas socorristas), desplegadas en todos los arenales, de 11.00 a 21.00 horas. Como destacó la concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, al inicio de la temporada, muchos son veteranos.
Además de la vigilancia, este año el personal de Move realiza tareas relacionadas con la educación ambiental, incluyendo acciones itinerantes relacionados con los primeros auxilios y la prevención de los ahogamientos. Entre los consejos más repetidos se incluyen el de respetar las banderas rojas que prohíben el baño, leer los carteles informativos, procurar no bañarse solo, evitar las comidas abundantes antes de bañarse y mojar las articulaciones poco a poco, no consumir alcohol antes del baño y no tomar el sol durante mucho tiempo y en horas de más calor..