• Viernes, 20 de Octubre de 2017

Un incendio en una bañera de hidromasaje inunda varios pisos de un edificio de San Amaro

Los bomberos acudieron ayer a una inusual inundación, puesto que fue producida por un fuego que dañó una bañera de hidromasaje. El incidente tuvo lugar en la calle de Fuente de San Amaro, en Monte Alto, alrededor de las seis de la mañana

Un incendio en una bañera de hidromasaje inunda varios pisos de un edificio de San Amaro
La señal de piso húmedo advertí del peligro	patricia g. fraga
La señal de piso húmedo advertí del peligro patricia g. fraga

Los bomberos acudieron ayer a una inusual inundación, puesto que fue producida por un fuego que dañó una bañera de hidromasaje. El incidente tuvo lugar en la calle de Fuente de San Amaro, en Monte Alto, alrededor de las seis de la mañana, y provocó daños en por lo menos dos de los pisos inferiores, cuyos residentes contemplaron alarmados cómo el agua caía a chorros del techo. Fuentes de los servicios de emergencia señalaron que los daños que causó fueron bastante graves.

El problema es que el quinto piso de ese edificio se encuentra una sala de masajes, que permaneció cerrada durante toda la noche. Sin embargo, alguien se había dejado la bañera de hidromasaje encendida y, como no había nadie, no se pudo detectar a tiempo el fallo eléctrico que provocó que la instalación ardiera. En el lado positivo, el fuego derritió una tubería, liberando agua suficiente como para apagar las llamas.

filtraciones
En el legado negativo, el piso empezó a inundarse rápidamente, y el agua caló el suelo y comenzó a filtrarse en la vivienda de abajo sin que nadie se diera cuenta. Era de madrugada, y los residentes estaban durmiendo, así que el agua siguió haciendo su trabajo, pasando de piso en piso. “No está claro cuántas viviendas fueron realmente las más afectados, pero por lo menos fueron dos”, insisten los servicios de emergencia.

Estos fueron alertados por los vecinos ya, por la mañana, cuando se levantaron para recibir la desagradable sorpresa de que sus viviendas estaban inundadas. A la calle Fuente de San Amaro acudió una dotación de bomberos, que poco pudo hacer puesto que el fuego ya se había extinguido.

Fue necesario cortar el agua y baldear todo el líquido que se había acumulado no solo en las viviendas, sino que se había derramado por todas las zonas comunes. Fue un trabajo que llevó varias horas, aunque lo llevaron a cabo los vecinos. Los bomberos regresaron media hora después. Serán los peritos de seguros los que determinen el alcance de los daños causados por la avería.