Los gestores de la Terminal de Cruceros pactan escalas de barcos que aún no han salido de los astilleros

La nueva campaña de tráfico de transatlánticos no ha hecho más que empezar pero los responsables de gestionar la Terminal de Cruceros ya trabajan en las próximas temporadas para que A Coruña

Los gestores de la Terminal de Cruceros pactan escalas de barcos que aún no han salido de los astilleros
Uno de los barcos que visitaron A Coruña durante el año pasado | aec
Uno de los barcos que visitaron A Coruña durante el año pasado | aec

La nueva campaña de tráfico de transatlánticos no ha hecho más que empezar pero los responsables de gestionar la Terminal de Cruceros ya trabajan en las próximas temporadas para que A Coruña no pierda la posición predominante en la cornisa cántabro-atlántica. Desde el Puerto negocian desde hace meses con navieras de todo el mundo y han conseguido confirmaciones de que estarán en los itinerarios de embarcaciones que ni tan siquiera han abandonado los astilleros. Los expertos afirman que para mantener el ritmo de crecimiento hay que estar pendiente.
“Estamos acordando la visita de barcos que todavía no han salido al mar”, afirma el responsable de la Terminal de Cruceros, Luis del Moral, que reconoce que tienen pactadas varias visitas para 2020 de transatlánticos que se botarán ese mismo año. Esa rapidez para elegir A Coruña muestra el potencial de la ciudad para este tipo de tráfico marítimo, pero al tiempo revela el arduo trabajo que se viene realizando en los últimos años. No hay tiempo para el descanso y cuando se inicia una temporada, se opera pensando en el futuro porque “son barcos muy grandes y hay que empezar a venderlos con antelación”.
Da igual que una de esas grandes ciudades flotantes todavía esté en los astilleros. Del Moral explica que las compañías negocian mucho antes en qué lugares amarrarán para tener un margen de al menos dos años en los que ir completando el pasaje. Gracias a esta dinámica del sector puede confirmar que hay unas diez escalas concretadas para 2020 y alguna será de “súperlujo”.

En 2019 también habrá algunas nuevas incorporaciones y a un año vista ya se han cerrado varias decenas de escalas, pese a que el ejercicio se da por preparado por completo cada noviembre.
Las novedades de Aida
Como prueba del éxito que está teniendo este destino para incorporarlo en las rutas que realizan los nuevos miembros de las flotas, la Autoridad Portuaria indica que el “Aida Nova” entrará en servicio este 2018 y ya pasará por el Muelle de Transatlánticos.
De igual forma el “Aida Perla”, también de la compañía Aida, vendrá a este rincón de Galicia poco después de su bautizo, que tuvo lugar en junio en Palma. Otros que no desaprovecharon la oportunidad de traer a los viajeros han sido, por ejemplo, los Mein Schiff de Tui Cruises.
Cada barco que se ha fabricado –y ya van cinco– ha recalado en A Coruña y ha acogido el tradicional intercambio de metopas entre el capitán y una representación de la institución portuaria.
De hecho, no pasa un ejercicio sin que se realicen al menos una o dos recepciones a bordo, a pesar de que los clientes de siempre tampoco abandonan su parada en la localidad.