Los futuros usos de los locales vacíos generan discrepancias en el comercio

El centro revive, al igual que algunos barrios, con la apertura paulatina de nuevos negocios pero los bajos comerciales de otras muchas zonas de la ciudad han quedado completamente abandonados y desde la Federación de Comercio de A Coruña

Los futuros usos de los locales vacíos generan discrepancias en el comercio
Un sector de los comerciantes piensa que si se cambian los usos de los locales nunca volverán a ser negocios | pedro puig
Un sector de los comerciantes piensa que si se cambian los usos de los locales nunca volverán a ser negocios | pedro puig

El centro revive, al igual que algunos barrios, con la apertura paulatina de nuevos negocios pero los bajos comerciales de otras muchas zonas de la ciudad han quedado completamente abandonados y desde la Federación de Comercio de A Coruña creen que, probablemente, no se vuelvan a ocupar en un futuro. Por ello, la agrupación apuesta por cambiar una norma municipal que permita dedicar esos bajos a otros usos mientras que otros colectivos comerciales opinan que no se debe avanzar por ese camino.


Con el Ayuntamiento encargando estudios sobre las necesidades comerciales de distintos barrios y lo que los coruñeses pueden detectar de forma directa en las calles, el presidente de la Federación de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor, lo tiene claro. Los locales que han quedado vacíos en los últimos años y que llevan mucho tiempo sin movimiento –en algunos casos ocupan prácticamente calles enteras– deberían “reconvertirse en garajes o viviendas porque hay sitios en los que no hay nada”. Así se lo planteó al alcalde, Xulio Ferreiro, en la primera reunión que mantuvieron y su idea es reiterar la idea cuando vuelvan a encontrarse. “Habría que sacar una ley para poder hacer el cambio de usos y que las calles no se quedasen vacías”, destaca el representante, que habla, por ejemplo, de algunas vías próximas a la calle Barcelona o a General Sanjurjo, pero que también podría apuntar al Orzán o a la Sagrada Familia.
Esta posible iniciativa surge de la inquietud de Agromayor, que ya hace tiempo advertía de que A Coruña el ratio de comercios por habitante era demasiado alto antes de la crisis. No todos están de acuerdo con esa solución. Aunque la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC) tendría que analizar en profundidad el asunto, su presidente, Adolfo López, lo ve una “barbaridad, aunque en zona Pepri está permitido”.

Fórmulas para atraer inquilinos
Solo como representante de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca), López opina con conocimiento de causa. “En el momento en el que se haga eso, sobre todo los garajes, un local comercial desaparece para siempre”, razona, porque esta situación se ha vivido en varios momentos en el casco histórico. Advierte de que la tendencia actual de las grandes firmas es regresar a los barrios como ocurre, por ejemplo, en Valencia.
Para López la mejor opción para evitar el abandono de esos inmuebles sería hacer un análisis y “buscar fórmulas para ocuparlos, aunque esta tarea no sea fácil” como descuentos tributarios. De hecho, recuerda los datos de pisos vacíos en el municipio que maneja el Ayuntamiento.
Otros profesionales disienten y mantiene un discurso similar al de Agromayor. La vicepresidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Galicia, Carmela Lavandeira, destacaba al inicio de este verano que los locales en la periferia “en ciudades europeas ya se están dedicando a viviendas y tenderemos a lo mismo porque es un cambio global; en los barrios no va a haber de todo en cada esquina”.