• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Fiona Ferrer afianza el servicio de personal shopper de El Corte Inglés

La experta Fiona Ferrer visitó ayer El Corte Inglés de Ramón y Cajal para afianzar el servicio de personal shopper, que coge fuerza e implica a todas las secciones del edificio. Porque ya no solo es una cuestión de moda, la especialista contó ayer que los consejos

Fiona Ferrer afianza el servicio de personal shopper de El Corte Inglés
La experta habló de la importancia de sentirse cómoda de compras | quintana
La experta habló de la importancia de sentirse cómoda de compras | quintana

La experta Fiona Ferrer visitó ayer El Corte Inglés de Ramón y Cajal para afianzar el servicio de personal shopper, que coge fuerza e implica a todas las secciones del edificio. Porque ya no solo es una cuestión de moda, la especialista contó ayer que los consejos llegan hasta el sector de la decoración o se convierten en la opción más cómoda cuando llega septiembre y hay que uniformar a los pequeños. Ferrer contó los avances en el proyecto de coaching de moda que dirige porque ayuda a aclararse en la selva de prendas. Según el responsables de Relaciones Externas, Pati Blanco, señaló por su parte que Fiona es una especie de faro para “proyectar luz sobre nuestras marcas”.

Es la cuarta temporada que trabaja con El Corte Inglés, pero asegura que con el paso del tiempo, el cliente se va dando cuenta que no es inaccesible, que con 180 euros “que después puedes gastar en lo que quieras”, un equipo se pone a trabajar sin cambiar la forma de vestir de cada uno. Solo sirviendo en bandeja “una selección de prendas interesantes, de una forma natural y divertida”.

Porque “todo el mundo tiene complejos y un kilo de más o menos”, lo importante es conocer “nuestro cuerpo”. A partir de la aceptación, él o ella pueden empezar a sacarle partido: “No tenemos que seguir la moda”. Fiona Ferrer insiste en que más allá del amarillo, del rojo y el fucsia que copan los escaparates, está todo porque “realmente se lleva lo que mejor te queda” y en El Corte Inglés, “se trata de hablar todo y sin tapujos”.

accesible
Ferrer destaca lo accesible que es el centro para el cliente que pide auxilio y necesita sentirse cómodo. Ella sigue la misma línea: “Podría llegar aquí y hablar de lo cool, pero no”. Prefiere abordar cosas normales de los clientes y en este aspecto, ve importante contar con un asesor “porque si alguien no te lo dice, no caes”.

Valora también la incorporación de grandes marcas al abanico textil de El Corte Inglés: “No siempre, pero a veces es importante invertir en accesorios buenos y el centro te da facilidades de pago”. Firmas como Valentino no están en el paseo diario, pero “por el servicio de personal shopper te lo pueden traer”. Ellos “ven tu estilo” y aunque una primera revista puede resultar más pesada, en una tercera calan lo que uno demanda.

La presencia de El Corte Inglés en las redes sociales cada vez es mayor. Esto hace que uno suba las escaleras mecánicas con un vestido en la cabeza. Ferrer habla de la casi exclusividad del producto porque de una prenda pueden salir “x” unidades y si el cliente no está alerta, se agotan rápidamente. En este sentido, asegura que siempre encuentra elementos que nada tienen que envidiar con la alta costura, a precios bajos y de calidad. Es entonces cuando su sonrisa se vuelve más ancha.