Ferreiro acusa a la Xunta de retrasar a propósito proyectos para la ciudad

“Hai funcionarios da Xunta que por detrás che recoñecen que reciben instruccións de que as cousas da Coruña vaian despacio”. Esa afirmación la realizó ayer el alcalde, Xulio Ferreiro.

Ferreiro acusa a la Xunta de retrasar a propósito proyectos para la ciudad
Ferreiro participó en la investidura de Ángel Carracedo como Caballero de María Pita | pedro puig
Ferreiro participó en la investidura de Ángel Carracedo como Caballero de María Pita | pedro puig

“Hai funcionarios da Xunta que por detrás che recoñecen que reciben instruccións de que as cousas da Coruña vaian despacio”. Esa afirmación la realizó ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, quien de esta manera denunció lo que entiende que son retrasos deliberados en algunos proyectos de la administración autonómica en la ciudad.
La acusación del regidor llegó en relación a una pregunta sobre la dinamización de la Ciudad Vieja y tras asegurar que están esperando por Patrimonio para llevar a cabo una actuación en la calle de Cortaduría.
Ferreiro relacionó esta espera con “bloqueos” por parte de otras administraciones y a continuación compartió esa frase, todo ello durante una entrevista en Voces de A Coruña.
El regidor calificó de “lamentable” y “triste” que se den estas situaciones, mientras que añadió que en el Gobierno local se ha puesto fin al “ti vai facendo ou mira para outro lado” que considera que había en mandatos anteriores. “O Concello pode ser máis rápido ou máis lento, pero nunca se dixo esto me lo paras” dependiendo de quien estuviese involucrado, completó.

Polémica recurrente
Esta no es la primera vez que desde el Gobierno local se critica la actuación de funcionarios, aunque en este caso la novedad es que pone en la diana a trabajadores de la administración autonómica. Las primeras acusaciones públicas llegaron por parte del jefe de gabinete del alcalde, quien hace casi dos años calificó de “orcos” a algunos concejales (llegó a referirse explícitamente al PSOE), pero también incluyó a funcionarios municipales.
Sus declaraciones levantaron polémica y el asunto terminó llegando al salón de plenos, que reprobó sus afirmaciones, y el propio asesor del alcalde emitió una misiva disculpándose.
Mientras tanto, el año pasado fue el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, quien realizó declaraciones que molestaron al personal municipal y por las que también acabó enviando un correo pidiendo disculpas por el revuelo creado.
En concreto, el edil aseguró el pasado mes de febrero que entendía que a algunos funcionarios les costase cumplir con las normas después de que en el pasado trabajasen con “manga ancha” y siendo “permisivos”.