• Viernes, 23 de Junio de 2017

BOFFI STUDIO INAUGURA MAÑANA SPACIO SCALA CON LA EXPOSICIÓN DEL FOTÓGRAFO JUAN RODRÍGUEZ

Una escalera que da alientos creativos

Subiendo o bajando, en los descansillos de una escalera, el arte tiene un hueco en Boffi Studio. Entre sus peldaños, se cuela el primero de los nombres. Juan Rodríguez, un fotógrafo especializado en retratar arquitecturas de medio mundo elige precisamente

Una escalera que da alientos creativos
El artista eligió otras seis criaturas con escalones para “Up & Down”	javier alborés
El artista eligió otras seis criaturas con escalones para “Up & Down” javier alborés

Subiendo o bajando, en los descansillos de una escalera, el arte tiene un hueco en Boffi Studio. Entre sus peldaños, se cuela el primero de los nombres. Juan Rodríguez, un fotógrafo especializado en retratar arquitecturas de medio mundo elige precisamente otras escaleras para acompañar al que flexiona las piernas una y otra vez para cambiar de planta. De esta forma, su exposición “Up & Down” se disfruta en vertical y a través de seis con escalones de Lisboa, Oporto, Cortegaça, Argelia, Chicago y Estambul.
Coordinado por la galería Vilaseco, Spacio Scala, que es como llaman a la escalera “arte” acoge desde mañana seis imágenes de casi un metro que rozan lo abstracto porque al separar las escaleras del discurso en que se engloban, estas pasan a ser el guión de otra película. Que habla de la mínima expresión en la representante de la localidad de Cortegaça, un tubo que comunica un espacio viejo con otro bloque rehabilitado. Es rebuscamiento en Estambul, “con un mármol muy trabajado” de un elevador que lleva a unos baños públicos. Cuenta el creador que la de Chicago es exterior y sirve para modular un desnivel de tierra en un edificio de Frank Lloyd Wright.
En cuanto a las otras del país vecino, el fotógrafo se queda con la lisboeta por ser una criatura de Manuel Aires Mateus. Las dos restantes son tradicionales. Convencionales, que no por ello carentes de interés, porque de lo contrario, no entrarían por su objetivo. Si están es por algo. Ambas hablan de lo anónimo. Y salen a escena en blanco y negro como todas las arquitecturas que recoge Rodríguez con su cámara: “El color es una parte importante, pero mi lenguaje es en blanco y en negro”. Hasta el 13 de mayo, subir y bajar escaleras supondrá algo más que esfuerzo físico.
El espacio de cocinas y baños ofrecerá pequeños alientos en forma de instantáneas de gran formato. Para que uno tome aire a la vez que se recrea en la obra de un arquitecto y fotógrafo de arquitecturas. En un año, el local renovará sus paredes hasta cuatro veces. De disciplinas dispares que se contemplarán de arriba a abajo o al revés. n