Emalcsa aboga por el trasvase para equilibrar la ocupación de Cecebre

La preparación de un plan de contingencia por si fuera necesario recurrir a un trasvase de agua desde el lago de Meirama al embalse de Cecebre planteada por Augas de Galicia

Emalcsa aboga por el trasvase para equilibrar la ocupación de Cecebre

La preparación de un plan de contingencia por si fuera necesario recurrir a un trasvase de agua desde el lago de Meirama al embalse de Cecebre planteada por Augas de Galicia es más que una opción desesperada para Emalcsa. El director general de la empresa pública, Jaime Castiñeira, explicó ayer que en la reunión técnica pactada para este miércoles intentarán incrementar la cantidad que discurre por el cauce natural del río Barcés ya mismo para garantizar que las reservas de agua no van a menos.
Castiñeira, que habló de la alerta por sequía en una entrevista en Radio Coruña, coincidió con las palabras del director de Augas de Galicia, Roberto Martínez, que este viernes avisó de que es hora de tomar nuevas medidas para combatir el problema.
Para este último es necesario que las restricciones lleguen ya a los grandes consumidores de agua de la traída y el bombeo de agua desde Meirama quedaría relegado a una fase futura en caso de que se complicara el abastecimiento a los hogares de los vecinos de los municipios de la cuenca. No obstante, en su intervención de ayer el representante de Emalcsa dio a entender que la compañía coruñesa quiere que ese cambio en la captación de agua del lago se dé lo antes posible aprovechando la parte de la infraestructura realizada por la Xunta. “Se están adoptando ciertas medidas y entre ellas se pretende bombear agua para que entre en el embalse la misma cantidad que sale”, concretó.
El experto aclaró que la actuación temporal sería relativamente sencilla ya que requeriría aprovechar el caudal natural existente –el río Barcés ya conecta ambas masas de agua embalsada– “para poder empatar al menos”. Esto implicaría absorber más agua de Meirama de la que llega normalmente, porque está en los 700 litros cada segundo.

Las obras, menos urgentes
El abastecimiento a domicilios e industrias implica que cada segundo salgan de la presa 1.100 litros de agua y la meta sería que entrase la misma cantidad para “garantizarnos que el embalse no baja más”. Los recortes de las últimas semanas en limpiezas de calles y baldeos ya han permitido reducir en 200 litros lo que se bebe del embalse cada segundo.
Castiñeira dejó en un segundo plano la parte de la obra definitiva de conexión de ambas zonas que le corresponde a Emalcsa. Depende de una nueva concesión de la Xunta y en el mejor de los casos las actuaciones (pensadas de cara al aumento de población de la comarca) no comenzarían hasta dentro de más de un año.
Ahora la cuestión es poner coto a los riesgos actuales, dado que Cecebre está a un 38,7% de su capacidad cuando a estas alturas del año solía estar entre el 65 y el 70% de ocupación.