• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Eladio y Los Seres Queridos: “Ya soy mayor, pero siempre me gustó ir a un concierto y estar tranquilo”

En “Cantares” están Eladio y todos los seres queridos, con o sin guitarra, porque en el álbum sus niños tararean “Quen puidera namorala” e incluso se escucha a los perros ladrar.

Eladio y Los Seres Queridos: “Ya soy mayor, pero siempre me gustó ir a un concierto y estar tranquilo”
El grupo sacará su quinto trabajo el próximo mes de octubre
El grupo sacará su quinto trabajo el próximo mes de octubre

En “Cantares” están Eladio y todos los seres queridos, con o sin guitarra, porque en el álbum sus niños tararean “Quen puidera namorala” e incluso se escucha a los perros ladrar. El mismo ambiente casero lo quieren para esta tarde en un emplazamiento, el Paseo de Los Puentes, puesto en bandeja para el disfrute en familia. 
La última jornada empezará con Proyecto Moucho, que tienen apenas un año de vida. Saltarán a la hierba a las 13.30 horas y les seguirán García MC. El trovador mexicano-canadiense Quique Escamilla vendrá a la hora de la siesta, 16.15 horas, para continuar con la propuesta de Xoán Curiel y un hombre orquesta llamado Vurro. Cuando el sol pegue con menos fuerza, a las 20.00 horas, Eladio y Los Seres Queridos se aliarán con la tradición y un último trabajo de versiones, el más vendido, que viene a cubrir un vacío entre “la versión folk y la coral. No había un sentido popular de un tío cantándolas sin más”. 

Con amor y solemnidad
Eladio sintió que podía hacerlo y hacerlo además con amor y solemnidad. Así que lo que masticarán los coruñeses sobre lo verde será un disco que fue soldándose poco a poco, “a lo largo de los años y solo en las dos o tres últimas sabíamos que se iba a publicar, “el resto se grabó por puro placer”. 
Sin embargo, no tirarán solo del cancionero. El grupo reserva una segunda parte a sus temas, los que su público quiere escuchar más allá de. Será un concierto híbrido a ritmo lento y pausado como le gusta a Eladio: “Ya soy mayor, tuve mi época punkie, pero siempre me gustó ir a un concierto y estar tranquilo”. El artista siempre piensa en Red Hot Chili Peppers, que tienen que estar saltando todo el rato: “Pero sentaros, ese ritmo que impone el rock es terrible”. 
Más sosegada, la música de Eladio y Los Seres Queridos no entiende de prisas e incluso encaja con la postura hierática como cuando fueron teloneros de Calamaro: “Tenía una amigdalitis que me moría y pensé, a ver si puedo tocar aunque sea media hora. No me moví y al final estuve super mágico porque no traté de convencer a nadie”. 
Más seductor. Porque siempre está en manos de los músicos “manejar un directo”, Eladio dice que no hay un método, “lo que funciona a los demás a ti no”, pero que “aunque suene a peli de Antena 3, tienes que ser tú mismo”. 
Así que siendo ellos mismos y de su país, tocarán “Cantiga de amigo” o “Camariñas” en un “ambiente que me dijeron que es precioso”. A juego con el césped, le dedicarán 35 minutos a “Cantares” para ir al set eléctrico, que “lo tengo muy rodado y tocamos inconscientes”. 
Las versiones piden una mayor concentración e igual que Bob Dylan cuando se pasó de acústico a eléctrico, la formación tendrá para todos. En este sentido, no se lo cree y se muestra escéptico ante los que le dicen que prefieren las suyas a las interpretaciones más populares: “Lo que me daba más vértigo fue estar a la altura técnicamente porque lo grabamos en casa”. 
Con una tirada pequeña, “Cantares” superó a los anteriores en ventas y conscientes de que “en el disco hay un chantaje emocional”, “si nos dicen que mejoramos las anteriores, no nos lo tomamos en serio”. 

Quinto disco
Es parte del éxito y lo que les invita a seguir. En eso están y al mismo tiempo que pasean “Cantares”, le dan pinceladas al siguiente, el cuarto que Eladio calcula sacarán en octubre: “Ya casi está listo”. En él, contó con la colaboración de amigos. Necesitaba un pie porque “quise romper, canto siempre abajo y muy ordenado”. 
De esta forma, Eladio sube de tono en una nueva entrega igual de macerada que todas: “Tardamos un montón en hacer discos, mi media está en dos meses por cada canción”. Para este, ofrecerán canciones a medias, una instrumental y un clásico de flamenco “que todo el mundo conoce”. Y como les pasa siempre, ellos, Eladio y sus seres queridos, están convencidos de que será el mejor: “Va a tener magia”. El órdago está echado.