• Lunes, 11 de Diciembre de 2017

El velero “Sea Cloud II” atraca en la ciudad con 86 pasajeros de alto poder adquisitivo

El crucero “Sea Cloud II” regresó ayer a la ciudad, por primera vez este año, y lo hizo con 86 pasajeros a bordo. Este crucero es especialmente llamativo ya que en lugar de un trasatlántico es un velero de 117 metros de eslora.

El velero “Sea Cloud II” atraca en la ciudad con 86 pasajeros de alto poder adquisitivo
el crucero permaneció nueve horas en el muelle de transatlánticos
el crucero permaneció nueve horas en el muelle de transatlánticos

El crucero “Sea Cloud II” regresó ayer a la ciudad, por primera vez este año, y lo hizo con 86 pasajeros a bordo. Este crucero es especialmente llamativo ya que en lugar de un trasatlántico es un velero de 117 metros de eslora. Se trata de un viaje de lujo en el que los turistas serán atendidos por 63 tripulantes, con lo que conlleva más de una persona de servicio por cada dos pasajeros. Según informan desde la consignataria que lleva el buque, Rubine e Hijos los viajeros pagan unos mil euros por persona y noche que pasan en el barco, por tanto, un precio muy alejado al que ofertan los grandes trasatlánticos que mueven a miles de personas.
La filosofía de Sea Cloud Cruises es mantener la exclusividad y de hecho sus tres barcos son de pequeño tamaño. El primero de ellos, el “Sead Cloud”, también un velero, era originariamente un yate privado de un adinerado empresario de Wall Street. Construido en 1931 en Kiel, Alemania, nació bajo el nombre de “Hussar” y cambió varias veces de mano y de nombre hasta llegar a ser lo que es hoy.
La compañía amplió su oferta en 2001 con el “River Cloud II”, considerado más un hotel flotante de cinco estrellas que un trasatlántico. Como su nombre indica, navega por los ríos Rin, Main y Danubio, además de por el Mar Negro.
El “Sea Cloud II” lleva años visitando la ciudad y otros lugares de Galicia. Ayer, por ejemplo, atracaba en la ciudad después de haber pasado por las islas Cíes. En torno a las cinco y media de la tarde partía rumbo a Bilbao.
El próximo crucero que se espera es el “Nautica”, de Oceania Cruises, que llegará este sábado con unos 700 turistas a bordo.