• Viernes, 18 de Agosto de 2017

El rector desoye la advertencia del Valedor y permite una fiesta en las aulas de Náutica

“A única festa se fai dentro da facultade en si e das poucas que sobreviven aos recortes e normativas”. Así reza la convocatoria de la fiesta universitaria que los estudiantes de la Escuela Superior de Náutica están organizando para mañana por la noche con motivo de la celebración de San Telmo
El rector desoye la advertencia del Valedor y permite una fiesta en las aulas de Náutica
Todavía colea la polémica por la celebración de San Pepe en Informática hace dos años	quintana
Todavía colea la polémica por la celebración de San Pepe en Informática hace dos años quintana

  “A única festa se fai dentro da facultade en si e das poucas que sobreviven aos recortes e normativas”. Así reza la convocatoria de la fiesta universitaria que los estudiantes de la Escuela Superior de Náutica están organizando para mañana por la noche con motivo de la celebración de San Telmo, patrón del centro. Los estudiantes, que forman parte de la asociación de alumnos Marineda, ha planificado todo hasta el último detalle, incluida una sesión de conciertos, que se desarrollarán entre las 17.00 y las 20.00 horas, y la propia fiesta, que comenzará a partir de las diez de la noche.

Para subvencionar el coste que supone la organización del evento, los estudiantes han decidido vender rifas a un euro, para entrar en el sorteo de cuatro entradas.Cada entrada cuesta unos 10 euros para los alumnos de Náutica, 5 euros para los socios y 12 euros para los no alumnos. El precio incluye el acceso a los conciertos, a la fiesta y barra libre de bebidas alcohólicas.

Benigno López había recriminado con dureza la permisividad de Barja con este tipo de concentraciones

 

Es aquí donde ha surgido la polémica, pues hace unos años, el Valedor do Pobo, Benigno López González, había remitido un informe al rectorado de la Universidad recomendando que no autorizase celebraciones o espectáculos en los recintos universitarios “con previsible afluencia masiva”. Dicho informe, surgía a raíz de los incidentes registrados en la celebración del San Pepe 2010, en la facultad de Informática, donde se reunieron centenares de jóvenes en un “macrobotellón”.

López señalaba en el expediente abierto por la fiesta de San Pepe que el aspecto más llamativo y preocupante “que acredita la falta de organización y la inadecuada actuación de las autoridades académicas” fue la invasión y consumo de alcohol en las aulas.

 Garantías > Tres meses después, el entonces rector de la Universidad, José María Barja, señalaba en una entrevista a El Ideal Gallego que la Universidad no tenía la potestad para prohibir las fiestas, ya que se trataba, en su mayoría, de eventos celebrados en espacios y viales públicos. Sin embargo, Barja matizaba que tras el informe del Valedor, se trataría de evitar los “efectos negativos” y que se darían “todas las garantías”.

Ahora, su sucesor, Xosé Luis Armesto ha autorizado una nueva fiesta dentro de un centro universitario, con la confianza de que no convierta en un nuevo “macrobotellón” de afluencia masiva.