14:26 h. Jueves, 02 de octubre de 2014

 

El plan de movilidad aportará nuevas líneas de autobús para Novo Mesoiro

| Actualizado 07 Marzo 2013 - 01:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:
la línea 21 es una de las que une el barrio con el centro	susy suárez
la línea 21 es una de las que une el barrio con el centro susy suárez

No es una victoria, pero al menos sí constituye un primer paso para salir del aislamiento al que está sometido el barrio desde su creación. Los vecinos de Novo Mesoiro consiguieron hace unos días, tras una visita del alcalde y las concejalas de barrio, el compromiso de Carlos Negreira para incluir una mejora de las conexiones del transporte urbano con la zona en el plan de movilidad.

La Asociación de Vecinos de Novo Mesoiro mantuvo la pasada semana un encuentro con los representantes municipales en la que les presentaron una batería de 19 solicitudes para mejorar los servicios del barrio, que van desde la ampliación de la guardería hasta la creación de la biblioteca. De momento han conseguido la confirmación oficial de que el Ayuntamiento acondicionará el corredor existente entre las calles Ribeira Sacra y Fragas do Eume a través del departamento de Infraestructuras. En concreto el proyecto incluirá un corredor así como la adecuación de un espacio público para el ocio. Sin embargo, uno de los compromisos más valorados por la agrupación vecinal es el alcanzado con Negreira tras demandarle más frecuencias en los autobuses urbanos así como una conexión con Someso, la universidad y Matogrande.

“Tenemos un compromiso, aunque no por escrito, de que se contemplará el tema en el plan de movilidad”, comenta su presidente Nilo Moreno. Al parecer Negreira les aseguró que solicitará tal inclusión a la empresa que se ocupa del diseño del documento. Los residentes en este barrio de reciente creación se quejan de que “acceder a ciertos lugares es un imposible”.

“Solicitamos al alcalde que entienda que Novo Mesoiro no está en el centro y son imprescindibles las líneas”, comenta Moreno. Una de las quejas más escuchadas es que para ir a Matogrande, que está a cinco minutos en coche, tienen que hacer varios transbordos tardando más de media hora en llegar.

Otra de las principales solicitudes es que se cambie el uso de los futuros huertos urbanos –que en principio solo serían para jubilados– “para que los vecinos puedan disfrutar de ellos”. Además, exigen que en vez de una mesa y una barbacoa se amplíe el mobiliario para abrir una verdadera área recreativa.