11:04 h. Martes, 02 de septiembre de 2014

 

El Archivo Municipal se hace con una colección de fotos de los siglos XIX y XX

| Actualizado 29 Octubre 2011 - 23:00 h.
Vota esta noticia:
Más acciones:

El Ideal Gallego-2011-10-30-011-50394672

 marta garcía márquez > a coruña
  Se trata de la última adquisición de María Pita. Una colección de fotografías que corresponden a María Teresa Devesa Juega, al doctor Ramón Juega Charlín, la casa de Baños “La Primitiva” y al médico José Devesa Núñez.
El Archivo Municipal se hace con el legado gráfico de una saga con domicilio en A Coruña que fue retratada constantemente por profesionales de sobra conocidos. Si bien las más antiguas datan de finales del siglo XIX, la mayoría fueron sacadas en los años veinte y treinta.
En ellas se pueden ver composiciones amables de los miembros de una familia acomodada, que posan por separado o juntos. Son por tanto fotografías de estudio. Sin embargo, con las donaciones recibidas uno es capaz de ir más allá para ver cómo respiraba la ciudad a principios del siglos XX a través de eventos públicos en los que participaron algunos familiares.
El conjunto se compone de 59 piezas en blanco y negro realizadas por grandes profesionales, casi todos con galería. Los Avrillón, Sellier, Pardo Reguera, Caramés, Celeiro, Blanco, Villar, Cancelo o Artús se ponen detrás del objetivo para crear auténticas obras de arte que hoy ofrecen información de la época. Por la vestimenta y el hieratismo frente a la cámara. Por  los objetos con los que se hacen para salir en la instantánea. Utensilios que hoy tienen vida porque hablan de historia. La mayor parte son retratos que destacan por ser composiciones excelentes.
Desde el Ayuntamiento afirman que la reciente cesión supone engordar las vitrinas con una colección de instantáneas que viene a enriquecer el Patrimonio Documental coruñés.
El Ideal Gallego-2011-10-30-011-503bbbb5Además, señalan el valor añadido que tienen al servir como fuente de investigación puesto que los personajes son protagonistas y testimonios de esa época concreta. Formaron parte activa de la alta sociedad de la ciudad en una etapa de cambios con la llegada de la era tecnológica y los años previos al conflicto. Sin querer, ellos reflejan la vida de A Coruña de finales del siglo XIX y principios del siglo pasado cuando nadie pensaba lo que iba a suceder y los cambios eran una constante. Estaban a la orden del día.
Es así como la tranquilidad de este lado del Atlántico posa en las imágenes junto a los pequeños María Teresa Devesa, la donante del material, y su hermano Juan Antonio. El niño vestido de marinerito y la pequeña perfectamente combinada completan una estampa donde se puede apreciar un paisaje verde. Están en medio de un camino. Nada que ver con la foto donde solo sale María Teresa bajo un fondo neutro. La niña posa de lado con un abrigo ampuloso. Porta un sombrero y en las manos aguanta un par de guantes. Corre el año 1914. Su expresión está contenida.
Después están los retratos anteriores. Los de su abuelo, el doctor Ramón Juega Charlín, el que fuera propietario de la casa de baños “La Primitiva”. Es un retrato de plano medio. Un busto que habla de la solemnidad con la que las personas de aquella época acudían a los estudios. Es todo seriedad. Sin mirar al objetivo.
Por otro lado, los archiveros municipales apuntan que la importancia de esta cesión tiene también que ver con la conservación de las imágenes. Su buen estado permite quedarse con los detalles.