• Sábado, 16 de Diciembre de 2017

El dispositivo de San Juan extremará el seguimiento de las multitudes

Tras la presentación de las medidas de seguridad del San Juan este viernes por parte de la Concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, quedó claro que la noche más corta de este año será también de las más agitadas de la época

El dispositivo de San Juan extremará el seguimiento de las multitudes
El dispositivo estará formado po5 520 efectivos entre bomberos, voluntarios y policías | patricia g. fraga
El dispositivo estará formado po5 520 efectivos entre bomberos, voluntarios y policías | patricia g. fraga

Tras la presentación de las medidas de seguridad del San Juan este viernes por parte de la Concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, quedó claro que la noche más corta de este año será también de las más agitadas de la época: las mareas vivas que subirán cuatro metros forzarán a apretujarse en el escaso espacio disponible a decenas de miles de personas. Para Fraga, es evidente que si no hay ningún hueco deberán abandonar la playa, pero a los servicios de emergencia les preocupa a dónde van a ir: “Nadie quiere dejar la fiesta a las cuatro de la madrugada, así que irán a As Lapas, San Amaro, o puede que se queden en el Paseo Marítimo”.


Son casi 100.000 personas las que se suelen acercar en San Juan a las playas, así que controlarlas supone todo un reto, incluso aunque el Ayuntamiento haya elevado a 520 el número de efectivos que formarán parte del dispositivo de seguridad. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchas habrán bebido demasiado. La Policía Local ya ha tenido que enfrentarse con desafíos graves a su autoridad. En 2016, sin ir más lejos, fue detenido un joven de 21 años, procedente de Guitiriz, decidió darse un baño al pie de la escollera de La Coraza, ignorando la prohibición vigente.


Peleas y quemaduras
Incluso en una noche tranquila, se contabilizan mucho más de cien traslados por heridos relacionados con peleas, quemaduras, o intoxicaciones etílicas. El año pasado fueron ingresados 30 personas a centros hospitalarios, una cifra inferior a la del año pasado. Como señalan las autoridades: “No es la situación ideal un montón de gente borracha moviéndose a la vez de un lado a otro por el Paseo”.


Es probable que aumenten por lo menos las denuncias por desapariciones, algo habitual durante la Noche de San Juan. “Como é algo que está previsto, farase con toda a tranquilidade posible dicíndolle á xente que ten que subir ou ir abandonando o Paseo Marítimo”, señaló Fraga, que reconoció que habrá que estar muy pendiente de a dónde se desplaza la gente para ir reforzando la presencia policial en esos puntos. Como en As Lapas, donde hay terreno libre que ocupar aunque esté la marea alta. “Haberá que ir desplazando parte do dispositivo, está previsto e non parece nada preocupante”; opinó. De ahí que se vaya a reforzar la coordinación.