• Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Detenido un motorista que atravesó la calle Real a toda velocidad para huir del 092

Agentes de la Policía Local detuvieron a un motorista que atravesó en su vehículo las calles de la zona peatonal de la ciudad en un intento de zafarse de las autoridades: desde San Agustín hasta Cantón Pequeño, su ruta le llevó por las transitadas calles peatonales como los Olmos

Detenido un motorista que atravesó la calle Real a toda velocidad para huir del 092
La moto del sospechoso fue enviada al depósito municipal | patricia g. fraga
La moto del sospechoso fue enviada al depósito municipal | patricia g. fraga

Agentes de la Policía Local detuvieron a un motorista que atravesó en su vehículo las calles de la zona peatonal de la ciudad en un intento de zafarse de las autoridades: desde San Agustín hasta Cantón Pequeño, su ruta le llevó por las transitadas calles peatonales como los Olmos o la Real antes de que un motorista de la Policía Local consiguiera cortarle el paso. El incidente tuvo lugar pasadas las ocho de la tarde.
El individuo, que no presentó resistencia una vez interceptado, fue detenido por un delito de seguridad vial y por desobedecer a la autoridad. Mientras que su moto fue trasladada al depósito municipal, él acabó en la comisaría de Lonzas, donde fue entregado a la Policía Nacional, tras pasar primero un reconocimiento médico.pgpolicia (2)_21394747

Oleada de fugas
No es en absoluto un caso aislado. En los últimos meses, se ha incrementado el número de casos en los que un conductor que es abordado pero la Policía Local prefiere darse a la fuga antes de colaborar con las autoridades. Normalmente, porque está bebido al volante. Esto desemboca en espectaculares persecuciones por el centro de la ciudad, normalmente a altas horas de la madrugada, y en una ocasión, dos agentes resultaron heridos leves.
pgpolicia (1)_21392651
Sin embargo, el de ayer es el primer caso que se conozca que tiene lugar de día y en el que el vehículo fugitivo es una moto.
Agresión a unos agentes

Por otro lado, una patrulla de la Policía Local detuvo a una mujer de 46 años. Eran las tres de la tarde del martes cuando la descubrieron comprobando si los coches estacionado en la Travesía de Orillamar estaban abiertos y encontraron objetos robados en su mochila.
Le pidieron la documentación y ella se negó, al tiempo que les insultaba y les pegaba, así que fue arrestada

pgpolicia (4)_21402093