• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

“Decir algo que no suena a lo de siempre, es complicado a la hora de acoplarlo”

VÍCTOR LEDO LA DANCE

Actúan esta noche a partir de las 22.00 horas en la sala Normal, en un concierto envuelto de imágenes geométricas y etéreas para que cada uno interprete el nuevo disco a su manera. 

“Decir algo que no suena a lo de siempre, es complicado a la hora de acoplarlo”
La banda se aproxima en su nuevo trabajo a lo electrónico
La banda se aproxima en su nuevo trabajo a lo electrónico

Actúan esta noche a partir de las 22.00 horas en la sala Normal, en un concierto envuelto de imágenes geométricas y etéreas para que cada uno interprete el nuevo disco a su manera. Sin más pistas que la intuición del público, “Ciclosférico” se presenta en el mercado con el apellido de la autogestión y las ganas de seguir alimentando un estilo difícil de etiquetar.
Su guitarrista, Víctor Ledo, asegura que muchos lo quieren introducir en el cajón del indie. Sin embargo, La Dance tiene muchos matices, es “superabierto”: “Hay grupos que apuntan a una dirección, nosotros no”. En esto también tienen algo que ver las letras, que no se meten con calzador. Se miman hasta el punto de que ellas marcan las pautas. De eso se encarga Paula Pérez, la vocalista, que las lleva a su terreno y hace que todo parezca fácil.
La formación, que llegaba este verano a las semifinales  del Noroeste Pop Rock, cuenta historias que, sin querer, se casan con imágenes: “Decir algo que no suena a lo de siempre es complicado a la hora de acoplarlo a las canciones”, y el resultado adquiere tintes cinematográficos. En este sentido, su segundo trabajo coquetea con lo electrónico. Nada que ver con “Noches rojas de Liublana” donde tiñeron el cielo de acústico.
Para este, el grupo se saca de la chistera una palabra, “ciclosférico”, y todo circula en circunferencia: “Es como algo que se repite, mucho más circular y sin pausas”.
La Dance no gasta en lujos. El segundo de su trayectoria se comprime en cuatro tardes maratonianas de grabación y otra de masterización. El diseño corre a cuenta propia de una banda que se va haciendo un hueco a base de canciones, que hablan de portales del distrito 15.000, de cañas y de bares. En medio de un mapa donde Madrid y Barcelona están más cerca.
Después de presentarlo en la sala Garufa Club a pulmón abierto, La Dance invitará esta noche al recogimiento. En un directo que choca. Dice Víctor Ledo que la mayoría no se lo espera, porque de repente se quitan todas las capas que reunieron en el estudio de su casa y el resultado es más orgánico.
En este caso, adelantarán alguna perla del tercero, al que todavía no le ponen fecha porque “cuando no tienes presión, puedes hacer lo que quieras”. Lo que sí saben es que sonará a Estados Unidos. Con una puesta en escena donde el metal, que ya asoma la patita en este disco, será más protagonista. Hasta entonces, le darán vueltas a una rueda, “Ciclosférico”, que pasará el 9 de octubre por Le Club y el 18, por Fnac y Filomatic.