• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Cultura distingue con 2.000 euros dos proyectos de emprendedores gallegos y uno de Extremadura

Un furancho donde en lugar de vino lo que se sirve es arte fresco recién salido del lienzo o una plataforma que trata de apropiarse de algo tan de todos como son los montes gallegos.

Cultura distingue con 2.000 euros dos proyectos de emprendedores gallegos y uno de Extremadura

Un furancho donde en lugar de vino lo que se sirve es arte fresco recién salido del lienzo o una plataforma que trata de apropiarse de algo tan de todos como son los montes gallegos. La iniciativa “10x10 Pública” distinguía el pasado 6 de noviembre a tres proyectos de emprendedores, dos gallegos y uno extremeño, con el fin de que la cultura siguiera contando con padrinos creativos. La Fundación Contemporánea y el centro Ágora organizaban un evento al que se sumaban hasta 125 agrupaciones de toda España. La concejala de Cultura, Ana Fernández, señalaba que el 40% fueron de la ciudad y aunque la idea inicial era escoger 15 para presentarlas ante un comité de expertos y seleccionar las tres ganadoras, finalmente eligieron 25 por la calidad y variedad de las mismas.

Fue así como un grupo de especialistas entre los que se encontraban Lucía Casani, directora de la Casa Encendida, y Alberto Fesser, responsable de la Fundación Contemporánea y socio de La Fábrica, entre otros, distinguieron las propuestas “Fac peregrina furancho de arte contemporánea”, de Ania González; “O monte é noso sachando procomún”, de Francisco García Quiroga, y “Robocicla upcycling: robots, aprendizaje y cultura abierta”, de Cela Boserman, como las mejores. Las tres fueron premiadas con 2.000 euros.

En este sentido, la edil manifestaba la intención de la Concejalía de seguir recibiendo trabajos de innovadores a los que intentarán dar una salida: “El objetivo fue darles canales de mejora a nuestros creadores al tener la posibilidad de contrastar sus proyectos con profesionales que les sirvieron de guía a la vez que se les dio proyección a los emprendedores del entorno”.

Y es que los expertos les asesoraron de forma personalizada para exponer sus ideas en diez minutos ante un público profesional y recibir más consejos. Con los encuentros, añadía Fernández, se generaron también intercambios interesantes.